He vuelto. Se acabaron los preámbulos.

Cuando este blog aun estaba arrancando (7 de junio de 2012) me dio por escribir un largo post acerca de la piratería en el Índico. Reconozco que cuando lo hice me dejé llevar por mis propias aficiones dentro del campo de la investigación histórica. Lo cierto es que las opiniones que vertí desencadenaron un cierto debate. Ahora, bastante tiempo después me encuentro con esta referencia en uno de los blogs del diario El País y veo que no andaba muy desencaminado cuando dije lo que dejé aquí escrito.

Las Noticias y Opiniones sobre CRM - (Gestión de la Relación con los Consumidores) - software CRM.

Creo que muchas veces nos dejamos llevar por el tráfago de las noticias, deslumbrados por una afirmación contundente que muchas veces, también, oculta una realidad más poliédrica. Y con respecto a las afirmaciones contundentes no perdáis de vista la archimanida frase de Goebbels

Una mentira mil veces repetida….se transforma en verdad

Nada es mejor que ser feliz al trabajar, disfrutar con tu tarea cotidiana, que tu trabajo te guste. Durante muchos años trabajé en algo que odiaba con todas mis fuerzas y reconozco que aquello fue un verdadero suplicio día tras día. No obstante, aquello me hizo más fuerte y ahora, en perspectiva, me ayuda a superar momentos difíciles en esto de la enseñanza.
Estas reflexiones vienen al hilo del artículo que he leído en la web en español de la BBC, son las Confesiones de un verdugo en China. Leyéndolas uno descubre que matar por encargo… del Estado es también un trabajo que trae satisfacciones y es motivo de orgullo para algunos.
¡Hala! a leerlas, y recordad a Blancanieves:

Un pequeño recordatorio: El asesinato como castigo

¡Feliz Desastre Nuevo!

 

Según los mayas esto se acaba, así que ¡a celebrarlo!

 ¡Feliz (ydesastroso) 2012!

Kim Jong Il, armado hasta las orejas (Fuente ABC)

Ya se murió. Ya acabó Kim Jong Il, mi supervillano favorito, ni Lex Luthor, ni  Doctor Doom, ni siquiera el Joker, donde se ponga este dictador de opereta que se quiten todos los supervillanos de DC y de Marvel. Corea del Norte es como la Latveria del Doctor Muerte (Doom), un país oprimido y extenuado por las hambrunas, pero con el cuarto arsenal atómico del planeta tierra. Esta nación es una especie de parque temático para un supervillano, con una población depauperada, ajena a la realidad del mundo exterior y que, a juzgar por la imagen que ofrece de si mismo este régimen, es absolutamente fiel y leal al régimen, pero que ya ni siquiera aparece en las listas del Índice de Desarrollo Humano.

Ya se fue y ya lo echo de menos. ¡Con lo que yo he escrito en este blog sobre esta especie de híbrido entre el Dr. Maligno, la Pantoja y Karl Lagerfeld! Con lo irónico o absurdo que resulta hablar de un monarca estalinista, que heredó la Satrapía de manos de su padre y que la deja en herencia a su hijo Kim Jong Un, un  aprendiz de dictador con menos de treinta años, elegido, probablemente. por ser el menos torpe de todos sus hijos, o al menos al único que no pillaron de marrón tratando de entrar en el Disneylandia de Japón, con lo que eso representa de traición para el régimen y lo feo que queda en el curriculum de un buen estalinista.

Kim Jong Un: "ahora mando yo"

Está feo ser comunista estalinista y tratar de ceder a las tentaciones del capitalismo, pero está más feo convertirse en un dictador estalinista heredando este puesto de tu padre y que tu progenitor antes lo heredase del suyo. Pero bueno, se ve que los genes de los dictadores son “especiales” o mejores que los del resto, así lo demostró también Fidel Castro al nombrar a su hermano Raúl como su sucesor.

En fin, Kim, que no te lo perdono. Me has dejado huérfano de supervillano y, para colmo, te vas y te mueres y dejas al mindundi de tu hijo al frente de todo y, la verdad, tiene muy mala pinta. ¡Lástima de Corea del Norte, tener que soportar a semejante ralea!

Pero ¡no se vayan, aun hay más!

Todo lo publicado aquí sobre el Amado Líder

Robert F. Scott, de pie en el centro, 18 de enero de 1912, 90º S. Le acompañan: Oates, a su derecha, Wilson, a su izquierda; sentados de derecha a izquierda Bowers y Evans

Sí, ya lo se, no soy nada original al titular este post. Pero realmente esa sí que fue la carrera del siglo, la que emprendieron estos dos exploradores antárticos: uno, el noruego Amundsen se llevó la gloria de ser el primero en alcanzar en primer lugar los 90º Sur, el otro, el británico Scott se convirtió en el héroe romántico que acabó sus días en una tienda cuando regresaba del Polo Sur, frustrado tras descubrir que alcanzaba esa latitud algo más de un mes después que su rival noruego. Y, sin embargo, Amundsen siempre viviría a la Sombra de su fallecido rival.

Ruta de las expediciones de Scott y Amundsen

Cien años han pasado ya desde esos días en que estos dos hombres, y los demás miembros de sus expediciones, lucharon denodadamente por ser los primeros seres humanos en poner una bandera en el extremo sur de nuestro planeta. Una aventura desmesurada en aquellos días, donde primaba la obcecación nacionalista por encima de cualquier otra ambición, en la que se pretendía la reclamación del territorio recien conquistado para la nación que primero la alcanzase.

Afortunadamente, la Antártida sigue siendo un territorio, libre, sin dueños, pero donde un buen puñado de naciones, entre las que se cuenta España, han enviado expediciones científicas e incluso instalado estaciones permanentes. Pero donde también resulta obvio que todas estas naciones aspiran a explotar los supuestamente ingentes recursos naturales de este continente.

El Endurance a punto de hundirse

A pesar de las heroicidades de estos dos exploradores me sigo quedando con la epopeya de Ernest Shackleton, el hombre que convirtió un fracaso en un éxito. Intentó atravesar la Antártida en el fatídico año de 1914. Su buque, el Endurance, quedó atrapado entre los hielos y a partir de ahí comienza una increíble odisea por la pura supervivencia de todos los miembros de la expedición, objetivo finalmente logrado por Shackleton en 1916. Dado que toda la tripulación del Endurance sobrevivió sin perder un solo hombre, las acertadas y riesgosas decisiones de Shackleton en esta ocasión continúan siendo puestas como modelo de liderazgo en condiciones extremas.

Miembros de la expedición de Amundsen en el Polo Sur entre el 15 y el 18 de enero de 1911

Ps.: Escribo esto mientras mis hijos ven un capítulo de Phineas y Ferb en el que cantan una canción que habla de rendiciones, precisamente lo único que no hicieron Scott ni Shackleton: Rendirse.

Especial sobre el centenario de la conquista del Polo Sur en el diario El Mundo

Scott, el hombre que murió por ser el segundo, en el diario ABC

Amundsen: “¿El capitán Scott? No se nada…”, en el diario ABC

La disputada conquista del Polo Sur, en la Hemeroteca de La Vanguardia

¡Venganza! El día de la infamia

Hoy es el día en que los norteamericanos recuerdan lo que ellos llaman el Día de la Infamia, el día que los japoneses decidieron atacar la base norteamericana de Pearl Harbor, en Hawaii, el 7 de diciembre de 1941. El ataque que cambió el curso de la II Guerra Mundial, al implicar a los EE.UU. en la misma. Con ese motivo algunos medios de comunicación han sacado especiales, sobre todo fotogalerías. Incluyo enlaces a las mismas además de la reproducción de la edición de La Vanguardia del 9/XII/1941, con toda la información sobre el ataque y el devenir de la guerra en esos momentos

Por otra parte, dejo aquí un pequeño vídeo sobre algunas otras víctimas indirectas de este infame ataque.

Fotogalería en el diario El País

Fotogalería en la revista Life

La Vanguardia 9-12-1941

Artículo en el diario El Mundo

El nazismo, ese veneno que emponzoña la memoria de buena parte de Europa es una pesadilla recurrente, siempre reaparece y genralmente no trae nada positivo con esas reapariciones. En escasas, cada vez más escasas, ocasiones surge la buena noticia de la captura y juicio de algún genocida nazi; sin embargo, son mucho más frecuentes esas noticias que nos devuelven a los horrores de la II Guerra Mundial y, sobre todo, a los terribles errores que siguieron a este conflicto.

La RFA no sale de su asombro al comprobar cómo agentes del Servicio Secreto no vigilaron como debieran a una banda de neonazis que cometió asesinatos durante años; en medio del fragor de una noticia tan mala surge ahora una nueva verdad incómoda:

El espionaje alemán destruyó en 2007 centenares de actas sobre el pasado nazi de sus agentes

Un burdo montaje que da repelús

Así titulaba, este martes, el diario El Mundo una de esas noticias que nos recuerdan que todos tenemos un pasado y que, de vez en cuando, viene a visitarnos para recordarnos quiénes somos, de dónde venimos y qué hicimos en el pasado. Nada extraño por otra parte, si no perdemos de vista que al frente del BND, servicio de espionaje de la RFA, estaba desde sus inicios Reinhard Gehlen, coronel de Estado Mayor de la Wehrmacht en el frente oriental (URSS) durante la II Guerra Mundial.

Más tarde o más temprano salen los fantasmas del armario; más tarde o más temprano viene a visitarnos la Historia. 

Para saber más:

Fantasmas del pasado

Más fantasmas del pasado

Cayo Cornelio Tácito

Se veía venir, puestos a encontrar antecedentes, precedentes y causas remotas

siempre podemos encontrar alguna que se pierda en “la noche de los tiempos” (¡qué bonito tópico!). Lo digo en referencia a un artículo que he leído hoy en el diario El País; en este caso se trata del tratado Germania de CornelioTácito. Este tratado fue objeto de deseo de los nazis, pues veían en él uno de esos objetos sagrados para el nazismo que tanto ansiaba poseer Himmler a través del Ahnenerbe: el Mjolnir o martillo de Thor, la lanza de Longinos y, por supuesto, la más antigua versión conservada de este tratado (amén del Arca Perdida, pero ahí chocó con Indiana Jones).

Buena parte de la supuesta perfección racial de los nazis tendría su origen en algunas de las afirmaciones de Cornelio Tácito, el mejor de los historiadores romanos, es decir, de nuevo alguien manipula la Historia o las palabras de los historiadores a su antojo para salirse con la suya. Al final, lo dicho: la culpa del nazismo y de sus crímenes la tuvieron los romanos.

Dejo aquí el artículo completo: El libro más venerado por el nazismo, por Jacinto Antón, en el diario El País

Y el tratado de TácitoDe las costumbres sitios y pueblos…

Joseph Conrad

Tengo una debilidad literaria: Joseph Conrad. Lo descubrí cuando empezaba 1º

RMS Titanic

de BUP (más o menos en el Jurásico); empecé con La línea de sombra y seguí con El corazón de las tinieblas… y los que fueron cayendo con los años: Lord Jim, Victoria, Nostromo. Conrad, antes que escritor e inglés fue marino y polaco, vivió los años crepusculares de la navegación comercial a vela, cuando los grandes clippers aun podían competir de igual a igual con los nuevos y poderosos barcos a vapor. Cuando hablaba o escribía de barcos sabía, y muy bien, lo que decía. Además, Conrad fue una especie de voz crítica en su tiempo, especialmente contra los abusos del imperialismo, como demostró sobradamente en Una avanzada del progreso y en la propia El corazón de las tinieblas. No es extraño, pues, que tras el desastre del Titanic, Conrad publicase dos alegatos en forma de libro contra ese desmán del capitalismo más irracional.

Ahora esos dos libros se ponen a nuestro alcance al ser publicados en España, como podéis constatar en el artículo que os enlazo más abajo, Conrad dispara toda su artilería dialéctica y su profesionalidad como marino contra los armadores del trasatlántico y contra los investigadores judiciales del naufragio. Una buena oportunidad de conocer la obra literaria de Conrad, ahora en una faceta algo alejada de sus noveladas, pero claramente vinculada a los temas que trató en las mismas.

El Titanic de Conrad, artículo completo en el diario El Mundo

Sello conmemorativo del 50 aniversario de la Kristalnacht

Cada nueve de noviembre es día de recordar el que fue el preludio del Holocausto: la Noche de los Cristales Rotos, o dicho en alemán Kristalnacht (la noche de cristal). En las horas que pasaron entre la noche del 9 y la mañana del 10 de noviembre de 1938 se produjo un verdadero progromo por todo el territorio alemán: Alemania, la Austria anexada, y las áreas de los Sudetes de Checoslovaquiarecientemente ocupadas por tropas alemanas.  Esta oleada de violencia debe su nombre a los fragmentos de vidrios rotos que cubrían las calles alemanas después del pogromo: procedían de las ventanas de sinagogas, casas, y negocios judíos saqueados y destrozados durante la violencia.

Después de estos hechos, el gobierno alemán explicó que la Kristallnacht había estallado como una respuesta espontánea de sentimiento público en respuesta al asesinato de Ernst vom Rath, un oficial de la embajada alemana en Paris a manos del activista judío polaco Herschel Grynszpan. En realidad esto fue sólo el pretexto usado por el gobierno nazi alemán.

Vom Rath murió a causa de sus heridas el 9 de noviembre de 1938, dos días después del atentado. El día de su muerte coincidió por casualidad con el aniversario del putsch de 1923, ocurrido en una cervecería de Múnich; un aniversario importante en el calendario Nacional Socialista. Los líderes nazis, reunidos en Múnich para la conmemoración, eligieron usar la ocasión como pretexto para lanzar una noche de excesos antisemitas. El ministro de Propaganda Joseph Goebbels, instigador principal del pogromo, dio a entender a la Vieja Guardia del partido allí reunida que el “Judaísmo Mundial” había conspirado para cometer el asesinato de vom Rath y anunció que,

“el Führer ha decidido que … las manifestaciones no deberán ser ni preparadas ni organizadas por el Partido, pero en tanto estallen espontáneamente, no deben obstaculizarse”.

Las palabras de Goebbels se convirtieron en órdenes para desencadenar el pogrom. Después de su discurso, los líderes regionales del Partido dieron instrucciones a sus oficinas locales. La violencia empezó a estallar en varias partes del Reich durante toda la noche y la madrugada del 9 al 10 de noviembre. A la una y veinte de la mañana el 10 de noviembre, Reinhard Heydrich, como jefe de la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei o Sipo) mandó un telegrama urgente a las oficinas centrales y estaciones locales de la Policía Estatal y a los líderes de las SA en sus varios distritos, que contenía directivas respecto a los disturbios. Equipos de las SA y la Juventud Hitleriana a través Alemania y sus territorios anexados participaron en la destrucción de casas y negocios judíos; miembros de muchos de los equipos llevaban ropa de civiles para apoyar la ficción que los disturbios eran expresiones de la “reacción del público indignado”.

En el sentido de las agujas del reloj: Vom Rath, Grynszpan, Heydrich y Goebbels sobre el fondo de una sinagoga ardiendo

A pesar de la apariencia exterior de una violencia espontánea, y los caracteres locales del pogrom en las distintas regiones del Reich, las órdenes centrales que venían de Heydrich contenían instrucciones específicas: los alborotadores “espontáneos” no podían tomar medidas que pudieran dañar personas o propiedad alemana no judía; no podían someter a los extranjeros (aún los extranjeros judíos) a actos violentos; y tenían que sacar los archivos de las sinagogas antes de destrozar esas y otras propiedades de las comunidades judías, y debían transferir esos archivos al Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst, o SD). Las órdenes también indicaban que los oficiales de la policía debían arrestar la mayor cantidad de judíos que las cárceles locales pudieran alojar, preferiblemente hombres jóvenes y sanos.

Relojería destruida en Munich durante la Kristalnacht

Los alborotadores destrozaron 267 sinagogas a través de Alemania, Austria, y los Sudetes. Muchas sinagogas ardieron toda la noche, a plena vista del público y los bomberos, que habían recibidos ordenes de intervenir solamente para prevenir que la llamas se extendieran a edificios cercanos. Miembros de las SA y la Juventud Hitleriana a través del país destrozaron las vitrinas de aproximadamente 7.500 establecimientos comerciales de propiedad judía y los saquearon. Los cementerios judíos también fueron particular objeto de profanación en muchas regiones.

El pogrom fue particularmente destructivo en Berlín y Viena, hogar de las dos comunidades judías más grandes del Reich alemán. Grupos de hombres de las SA rondaban por las calles atacando judíos en sus casas y forzándolos a realizar actos de humillación publica. Aunque el asesinato no figuraba en las directivas centrales, Kristallnacht se cobró las vidas de por lo menos 91 judíos entre el 9 y 10 de noviembre. El archivo policial del periodo documenta que un alto número de violaciones y suicidios ocurrieron con posterioridad a los disturbios.

Todo un preludio de lo vendría después de la Conferencia deWannsee.

Página siguiente »

Get every new post delivered to your Inbox.