Con alguna licencia “poética” y echando de menos algún que otro líder ahí va una buena herramienta para entender estas revoluciones del mundoárabe.

Ben Alí, el otrora dictador (ampliamente consentido por occidente) de Túnez, está viviendo, probablemente, sus últimos días. Según aparece en algunos medios de comunicación, habría sufrido un derrame cerebral que lo mantiene en coma en un hospital de la ciudad saudí de Yidda

Zine Abidine Ben Ali y su esposa Leila Trabelsi (la que le dijo "¡sube, imbécil!")

Dictador o no no deja de ser un triste final para un hombre que rechazó hasta el último momento abandonar su país, a pesar de las protestas prefería permanecer en Túnez. Sin embargo, su esposa Leila Trabelsi no parecía pensar lo mismo, probablemente a causa de la tonelada y media de oro que se estaba llevando del país. En el momento de la salida de Túnez y ante la negativa de Ben Alí a abandonar el país, no dudó en espetarle a su esposo en la escalerilla del avión: “¡Sube, imbécil! ¡Estoy harta de tus gilipolleces!”

¿Seguro que Ben Alí era el dictador de Túnez?

Pd.: otro día hablaremos de Arabia Saudí, retiro de dictadores árabes.

Tunez=Trabelsi y compañía Sociedad Limitada (artículo en Rebelión)

Ben Alí en coma (artículo en La Vanguardia)

“¡Sube, imbécil!” (artículo en La Vanguardia)

 

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.