Cuando iniciaba esta serie sobre la victoria aliada en la II Guerra Mundial decía que, para mí, Hitler y sus secuaces representaban el mal absoluto, pero Stalin estaba a su altura, superándolos en ocasiones. Sin embargo, hoy día hay una diferencia bien clara (aun cuando los dos fueron tiranos criminales):

Según las estimaciones de sociólogos, un 42% de los rusos cree que el país necesita “una mano fuerte”. El 36% dice que la contribución de Stalin a la victoria en la guerra contra Hitler “es lo más importante, independientemente de los errores o vicios que se le achaquen”. Uno de cada cinco rusos piensa que “un dirigente duro es el único que podría mantener el orden frente a las amenazas externas y en las condiciones de fuerte lucha clasista”, y que Stalin “fue un líder sabio que hizo de la URSS una potencia poderosa y próspera”. Por último, el 16% opina que los rusos “jamás podrán prescindir de un líder como Stalin”. “Temprano o tarde, vendrá para poner orden”. (Fuente: Agencia Novosti)

Pocos, muy pocos alemanes de hoy día defenderían la imagen de Hitler o reclamarían su vuelta. Algún día trataremos de explicar esta creciente valoración positiva de Stalin en la Rusia actual.

Stalin se alió a Churchill y Roosevelt en la guerra contra el Eje a partir de 1941 ¿Dónde había estado los dos años anteriores? Veamoslo

En 1939, von Ribbentrop, ministro de Asuntos Exteriores del Reich alemán, y Molotov, su homólogo soviético, firmaron en Moscú un pacto de no agresión, Stalin era testigo de esta firma. Este pacto no se quedaba en una simple declaración de principios según la cual ninguna de estas potencias emprendería una guerra contra la otra en 10 años; además, incluía entre sus claúsulas el reparto de Polonia entre ambos firmantes, así como los derechos de la URSS a ocupar Finlandia, Letonia, Lituania, Estonia y la Besarabia.

De resultas de ese pacto, cuando los alemanes invadieron Polonia en septiembre de 1939, los soviéticos avanzaron ocupando su parte del territorio polaco hasta establecer una frontera con la parte alemana en el río Bug. Mientras los alemanes se dedicaban a exterminar a los judíos polacos en su parte del territorio, los soviéticos se dedicarfon en su parte a la práctica de su “deporte favorito” las purgas. En la primavera de 1940 22.000 ciudadanos polacos, sobre todo oficiales del ejército, fueron ejecutados en el bosque de Katyn

Masacre en Katyn

Masacre en Katyn

En noviembre de 1939 los soviéticos se lanzaron sobre Finlandia, en lo que se conoce como guerra de invierno. La guerra Ruso-Finesa fue para los alemanes una muestra más de la debilidad militar de su socio en la que unas fuerzas inferiores y bien entrenadas finesas pudieron darle muchos sustos al gigante soviético, lo que reforzó las teorías alemanas de que Rusia seria una presa fácil para la bien entrenada Wehrmacht, por no decir que los servicios secretos alemanes y prácticamente todos los occidentales infravaloraban las fuerzas soviéticas y dedicaron mayor interés en mantenerse informados de otros ejércitos nacionales que el ruso. Cabria mencionar que los únicos que no menospreciaban al ejército sovietico eran los japoneses que se midieron con ellos en la batalla de Khalkhin Gol (Jaljin Gol), o para los japoneses el incidente de Nomonhan, donde las tropas japonesas sufrieron un buen rapapolvo por parte del general Zhukov.

Tropas alemanas en Rusia, 1941

Tropas alemanas en la URSS, 1941

No obstante, las descerebradas aventuras de Mussolini en Albania y Grecia retrasaron los planes alemanes para emprender la Operación Barbarroja , la invasión alemana de la URSS, a partir de la madrugada del 21 de junio de 1941. Los alemanes ocuparon todo el territorio de Polonia e invadieron el que había sido hasta ese momento su copartícipe en la invasión de polonia de 1939. Cuando las tropas alemanas alcanzaron Smolensko sacaron a la luz uno de los mayores crímenes de guerra de los soviéticos: las fosas de Katyn.

Hay que apuntar que, de no ser por el descubrimiento alemán, seguramente hoy todavía no tendríamos noticias de las masacres cometidas por los soviéticos contra los polacos (de hecho, las de Katyn no fueron las únicas fosas comunes descubiertas por los nazis; hubo más, entre las que destacan las de Vinnytsia, en Ucrania, donde había casi 10.000 personas ejecutadas por la NKVD entre 1937 y 1938). Los aliados occidentales nunca quisieron creer que ese crimen lo hubiesen cometido los soviéticos y alegaron que todo era una campaña de prolpaganda nazi. Los polacos conocían bien los detalles que habían precedido a aquella carnicería. Sabían de los encarcelamientos de la intelligentsia polaca tras la invasión soviética, y que desde la primavera de 1940 nada se sabía de la mayoría de sus componentes. Y tampoco habían olvidado las evasivas mostradas por Stalin en 1941 ante las preguntas sobre los desaparecidos.   

Sikorski, primero por la izquierda, junto a Churchil.

Sikorski, primero por la izquierda, junto a Churchill

La actitud que mantuvieron los británicos a continuación dio vergüenza ajena, pues se propusieron ahogar las protestas de los polacos. El 24 de abril, Churchill escribió a Stalin diciendo que “estoy valorando la posibilidad de silenciar aquellos de cuantos periódicos polacos se publican en este país que atacan al gobierno soviético”, e incluso a Sikorski. También disculpó el hecho de que tanto las autoridades polacas como los alemanes hubiesen coincidido en la necesidad de emprender una investigación. Como si la disculpa fuese necesaria. En cualquier caso, las palabras de Churchill a Stalin ponen de manifiesto el éxito que había tenido la estrategia soviética de atacar a los polacos. El gobierno polaco en el exilio se sorprendió de ver que eran sus integrantes quienes estaban siendo amonestados por protestar ante un crimen que, aparentemente, había cometido uno de sus aliados.

 Creo personalmente que, cuando vieron caer el avión de Sikorski en Gibraltar (en un accidente probablemente provocado por agentes del NKVD con la connivencia británica) todos los mandos aliados respiraron aliviados al ver que no se quebraría su alianza de guerra con los soviéticos. Una alianza extraña, contra natura si queremos decirlo así.

Tribunal de crímenes de guerra de Núremberg

Tribunal de crímenes de guerra de Núremberg

 El remate de todo este despropósito (alianza con un individuo igual o más peligroso que Adolf Hitler) vino dado por los juicios de Nuremberg: en el tribunal había un magistrado soviético, un individuo que representaba a un Estado que había cometido crímenes tan deplorables como los que él debería juzgar. Y lo cierto es que sólo ayudando a los soviéticos se podía vencer a los nazis, pero quizás no habría que haber cedido a todas las exigencias de Stalin y haber supervisado mejor los acuerdos de posguerra y aumentar las exigencias morales a tan incómodo aliado

Y al noveno día regresó”.

Siento mucho haber descuidado tanto tiempo el blog, pero las obligaciones al final de los trimestres se multiplican y, bueno, he abandonado un poco esta tarea.

Hoy en clase os he mandado un análisis y comentario de fotos trucadas en la antigua URSS durante el estalinismo, una tarea bastante meritoria en tiempos en los que el photoshop sólo era ciencia ficción. Os traigo aquí un ramillete de fotos trucadas en las que, generalmente, las víctimas eran los posibles rivales de Stalin. Y recordad la máxima, en este caso de George Orwell:

Quien controla el pasado controla el futuro”

 

¡Tururú! (No está trucada, pero es mi favorita)

¡Tururú! (No está trucada, pero es mi favorita)

Bien, como en toda historia, lo mejor es comenzar por el principio. Retrocedamos al año 1917 en plena revolución.

urss_truco_07

urss_truco_08

En la imagen superior, la original, se puede leer (quien sepa ruso) en el cartel de la tienda: “Relojes, oro y plata”; en la imagen superior, en cambio, la leyenda está más de acuerdo con los principios de la revolución: “Lucha por tus derechos”.

Saltamos al segundo aniversario de la Revolución, 1919.

urss_truco_04

urss_truco_05

¡Tachán! Trotsky desapareció. La segunda foto está realizada a partir de 1925, justo después de la caída en desgracia de Liev Trotsky. Stalin ya estaba en el poder y había que borrar cualquier indicio, huella o recuerdo de la cercanía de su rival con Lenin, sólo Iosiff Stalin podía ser su heredero.

1920, en plena guerra civil y durante el enfrentamiento contra Polonia, Lenin arenga a las tropas y a las masas frente al Teatro Bolshoi de Moscú.

 urss_truco_03

urss_truco_02

¡Tatachán,tatachán! Vuelve el hombre invisble: Liev Trotsky, o mejor dicho, desaparece de nuevo en la segunda de las fotos, también retocada después de su caída en desgracia 

1930, un ejemplo más de la paranoia estalinista

urss_truco_13

urss_truco_14

En la imagen superior un transeunte parece indicarle una dirección a Stalin, en la imagen inferior ya no hay nadie cerca de Stalin: ¿quién podría osar indicar ninguna dirección al “gran lider”?

1940

urss_truco_15

urss_truco_16

En las dos versiones Stalin camina junto al canal Moscú-Volga, sin embrgo, en la imagen inferior a Nikolai Yezhov se lo ha tragado la tierra (o el canal, si lo preferís). Las purgas alcanzaban a todos, incluso al que había sido dirigente del NKVD.

 PAra el final ha quedado una imagen histórica que, como diría el gran profeta Chiquito de la Calzada, tiene mas trucos que una película de chinos.

Mayo de 1945, Berlín, los soviéticos han conquistado Berlín y ondean la bandera roja sobre el tejado del Reichstag, ¡de verdad? Veamos:

urss_truco_11

Cielo sin humo, apariencia de clam. Un soldado ondea la bandera roja y un oficial ¡ojo!, con dos relojes de pulsera en la muñeca, le ayuda. Eso no estaba bien, según las autoridades soviéticas aun se combatía en Berlín y sus soldados no robaban y además respetaban a la población civil (¡ja! Que se lo pregunten a las alemanas). Así que a trucar se ha dicho: un poco de humo por aquí,  el resultado:

Le drapeau de la victoire

 Pero el humo no era muy dramático y los relojes seguían ahí y la gente se hace preguntas y las respuestas no suelen ser muy positivas para los defensores de Stalin, así que a ennegrecer el humo, a borrar los relojes. Mucho mejor ¿verdad?

urss_truco_10

Sin embargo, la verdad siempre sale a la luz y desenmascara al mentiroso cuando menos éste lo espera. Yevgeni Jaldei, el fotógrafo ucraniano que tomó esta emblemática imagen, realizó otras tomas desde diferentes ángulos y, en una de ellas se ve con claridad que no había combates, que la gente andaba tranquila por las calles y que, en realidad, esta foto fue un posado.

Posando para la posteridad

Posando para la posteridad

 Como esta otra de Joe Rosenthal (que no era soviético) también posada:

Las barras y estrellas ondeando sobre Iwo Jima

Las barras y estrellas ondeando sobre Iwo Jima

Las marcas visibles del hambre

Las marcas visibles del hambre

Vamos con un asunto que se circunscribe dentro del tema que estamos viendo, una de las consecuencias de la Revolución de 1917 y de la consiguiente guerra civil. Durante 17 meses entre 1932 y 1933, millones de personas fueron asesinadas por hambre en Ucrania; el número exacto de víctimas aún no ha podido ser determinado por los historiadores y demógrafos, ni tampoco sus tremendas consecuencias sobre las posteriores generaciones.

Una vez que Stalin ordena la colectivización de las tierras en 1930 se envía a miembros de choque del partido comunista para “ayudar” en la colectivización. El que se oponía era denunciado y deportado. Los impuestos, pagaderos en granos, se aumentaron exageradamente obligando así, a los campesinos, incorporarse a las granjas colectivas donde estos impuestos eran tres veces menores. La colectivización fue una verdadera guerra declarada por el Estado contra el modelo rural y tradicional. Los campesinos, el 82% de la población soviética, fueron obligados a entregar sus bienes y explotaciones a la colectivización, cuyas pautas de producción eran fijadas por las autoridades centrales.

Tras estallar disturbios y revueltas, rápidamente fue enviado el Ejército Rojo para ahogar la rebelión. Paralelamente la policía secreta inició una campaña de terror con el objetivo de romper el ánimo de los kulaks.  Fue un consciente acto terrorista de un sistema político contra gente pacífica, por cuya consecuencia desapareció no solo una numerosa capa de prósperos y libres campesinos-empresarios, sino también varias generaciones de la población rural. Fueron socavadas las bases sociales de la nación, sus tradiciones, su cultura espiritual y autóctona.

La decisión de utilizar el hambre provocándola artificialmente con la voluntad de “dar una lección” a los campesinos fue tomada en el otoño, en un contexto delicado para el Dictador, con la agudización de la crisis provocada por el primer plan quinquenal y el suicidio de su esposa. El 22 de octubre de 1932, son enviadas para Ucrania y para el Cáucaso del Norte dos “comisiones extraordinarias” dirigidas respectivamente por Viacheslav Mólotov y Lázar Kaganóvich con el objetivo de “acelerar las colectas” y teniendo el apoyo de los más altos responsables de la KGB. Simultáneamente, millares de agentes de la policía política y de paramilitares del partido fueron movilizados para paliar la ineficacia de las estructuras comunistas locales y reprimir cualquier acto de sabotaje. Entre Noviembre y Diciembre, más de 27.000 personas fueron detenidas, el 30% fueron dirigentes de las colectivizaciones y pequeños funcionarios rurales, acusados de haber cometido actos de sabotaje durante  la colectivización.

Por orden de Gobierno se prohibía todo tipo de comercio en las aldeas, se impedía el abastecimiento de productos alimenticios, se perseguía y se condenaba a 10 años de prisión y fusilamiento cualquier forma de utilización del pan, para pagar por el trabajo, en las regiones que no haubiesen cumplido con las cuotas establecidas de entrega de granos. Stalin ordenó sistemáticamente aumentos en las cuotas de producción de comida, lo que se llevó a cabo hasta el agotamiento de los suministros en los graneros ucranianos. La cosecha de trigo de 1933 se vendió en el mercado mundial a precios por debajo del mercado para agotarla. Se calcula que la cosecha de 1933 podría haber alimentado durante dos años a la población de Ucrania, llamada el granero de Europa

Stalin llamando a la colectivización

Stalin llamando a la colectivización

Siendo crítica la situación, el Partido Comunista de Ucrania solicitó a Stalin la reducción de las cuotas de comida, nuevamente se envió al Ejército Rojo para reprender al PC ucraniano. La policía secreta siguió siempre aterrorizando a la población realizando inspecciones aleatorias y apropiándose de toda la comida encontrada, considerada propiedad del Estado. El castigo por robar variaba, desde la muerte al envío mínimo de 10 años a un Gulag. Rápidamente se gestó una hambruna masiva y duradera. Durante los peores momentos se calcula que morían unas 25.000 personas cada día en Ucrania. Desde los países de Europa occidental y EE. UU. los emigrantes ucranianos respondieron enviando cargamentos de comida. La ayuda fue requisada por las autoridades soviéticas. Los gobiernos y la prensa occidental ignoraron durante mucho tiempo los informes sobre las hambrunas que periódicamente se escapaban al control soviético.

Portada de un periódico de Chicago relatando la catástrofe

Portada de un periódico de Chicago relatando la catástrofe

Probablemente, tomando en cuenta los resultados del censo poblacional del año 1937, la pérdida de vidas a consecuencias del agotamiento físico total, del tifus, de envenenamientos gastro-intestinales, canibalismo, represiones, suicidios debido al desorden psíquico y colapso social representaba, en el territorio de Ucrania, según las estimaciones más fiables, del orden de una pérdida total de entre 3 y 3,5 millones de personas. Stalin cimentaba su poder sobre la base de millones de cadaveres de sus propios conciudadanos. Esta masacre no era más que el preámbulo de las terribles matanzas que sobrevendrían en el mundo en los siguientes doce años: los campos de exterminio nazis, el frente ruso en la II Guerra Mundial, el bombardeo de DResde por parte de los aliados, la masacre de Nankin por parte de las tropas japonesas… El lado oscuro de los seres humanos se adueñó del globo durante esos años.

Aquí dejo un video elaborado por el Canal 7 de Argentina sobre el Holodomor

Y otro más compuesto con imágenes del Holodomor y con un tema musical en francés alusivo a esta masacre

Antes de que me denunciéis por “abandono del hogar” (la eterna semana constitucional me va a mantener alejado de la clase más tiempo del que desearía) voy a proporcionaros unos apuntes sobre la Revolución rusa y la creación de la URSS correspondientes al Tema 8 en un intento de ponernos al día e ir avanzando algo.

Como complemento visual agrego aquí un trailer ficticio de la película Octubre (1927) de Sergei M. Eisenstein realizado por los alumnos de la asignatura Tecnología de la Comunicación Audiovisual de 2º  de Comunicación Audiovisual de la Universidad de Málaga.

Pd.: ¿Sabíais que hay semanas de más de siete días? La Constitucional es una de ellas

Apuntes Tema 8 Revolución rusa

 

 Ayer os coloqué aquí una buena selección de carteles sufragistas y de la I Guerra Mundial, centrados sobre todo en la figura de la mujer y su aportación en tiempos de guerra. Hoy he decidido completar esa selección con una amplia panorámica de carteles de progpagande de guerra de la II Guerra Mundial. Aquí no me he centrado en la mujer, me he dedicado a seleccionar carteles de todos los bandos. Aquí encontraréis carteles norteamericanos, británicos, nazis, italianos, soviéticos, japoneses, franceses colaboracionistas y franceses anteriores a la invasión alemana… En fin, una gran variedad de mensajes y de estilos.

 0000-0808-4silence-posters1 0-587-03054-2-llet-s-defend-the-great-city-of-lenin-posters1 liberators-kultur  mp252loose-lips-sink-ships-posters lc-uszc4-12529united-we-are-strong-united-we-can-win-posters ap436americans-will-fight-for-liberty-posters 05mussolini-vincereitaliano1 0000-5932-4londra-italian-fascist-propaganda-posters1 0000-4124-4wwii-marine-woman-c-1944-posters 0000-3853-5buy-war-bonds-posters 0000-2101-4victory-franklin-d-roosevelt-posters wwii_nazi_propaganda_-holanda womens-army http://earthstation1.simplenet.com watching-you war-bonds-children war-bonds walls vivhy-aleman vichy victim tittletattle superstock_1597-40029 stalin-timonel stalin-comander soviet_silence soviet_propaganda soviet-worker soldiers-without-guns soldado slaves silence sieg segunda_guerra_mundial_aliados_urss1 http://earthstation1.simplenet.com remember  propagandanazistabsbible propaganda_quiet propaganda_family2 propaganda pilots-raf petainix3 petain paracaidista oidos-del-enemigo noruega nina nazi_progaganda_poster_22_139 nazi-nordico musica-degenerada murdering-jap mujeres-trabajadoras-australia mosca monster manchuguo la-avanzata japanopeneryv0 japanese-ocupation jap05 jap04 jap03 jap02 jap01 italiano-anti-roosevelt i_want_you hitler-jugend hitler-escuchando heer gesiegt francia-preguerra food flotiglia es-lebe enemigo-en-aleman check cruz-de-hierrocomida bizerta barbarroja avenge_december207  adolf_hitler_hideki_tojo_propaganda_poster amergrec5  algunoshablaron7sd a55_carelesstalk 91873

Y para acabar uno de mis favoritos, Rosie la remachadora

392wecando1

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.