Cuando hablamos de la I Guerra Mundial siempre tendemos a referirnos a la guerra de trincheras, ese momento en que los ejércitos de ambos bandos se estancaron y percibieron que con las armas modernas, cualquier lugar podía ser fácilmente defendido por un puñado de hombres de infantería. Tras la batalla de Aisne en septiembre de 1914, los dos bandos cavaron lo que esencialmente era un par de trincheras desde la frontera suiza hasta el sur del Mar del Norte, en la costa de Bélgica. La guerra de trincheras prevaleció en el Frente Oeste desde el 16 de septiembre de 1914 hasta que los alemanes lanzaron su “Ofensiva de Primavera“, Operación Michael, el 21 de marzo de 1918.

Sin embargo, salvo en películas o documentales, nunca hemos tenido un imagen clara de estos recintos defensivos. Creo que estos dibujos que os incluyo aquí las representan muy en detalle; la explicación está en catalán pero no será muy problemático para entenderla.

Una trinchera de verdad

Una trinchera de verdad

 
Croquis trincheras I

Croquis trincheras I

Croquis trincheras II

Croquis trincheras II

Como os comentaba el otro día en clase, la I Guerra Mundial se caracterizó por ser un conflicto en el que se pusieron en práctica nuevas técnicas y en el que se usaron, por primera vez, “adelantos tecnológicos” convertidos en novedosas armas. Sin emabargo, gracias a un reciente invento: el cinematógrafo de los hermanos Lumière tenemos un testimonio en forma de imágenes en movimiento de aquel triste y cruel conflicto. He escogido algunos vídeos ilustrativos que os incluyo aquí, en este blog. Los más largos los veremos en clase en próximos días.

Este primero se titula “el infierno de Verdún” y es un breve relato en imágenes de la crueldad de esta batalla entre franceses y alemanes a lo largo de casi todo el año de 1916. En ella murieron más  de un cuarto de millón de soldados entre ambos bandos.

Este segundo vídeo muestra, precisamente, las profundas heridas físicas que esta batalla dejó en muchos de sus contendientes. Así como el daño irreparable que supuso para la salud mental de muchos de ellos.

El tercer vídeo muestra una serie de imágenes filmadas en color, un formato cinematográfico que aun tardaría muchos años (más de veinticinco) en hacerse de uso frecuente; lo cual aporta más valor, si cabe, a este vídeo.

El cuarto vídeo recoge otro momento de gran intensidad en la I Guerra Mundial; se trata de la batalla del Somme, también en 1916. Es recordada por ser la batalla más trágica en la historia del ejército británico: sólo en el primer día de combates, el 1 de julio de 1916, murieron más de 19.000 de sus hombres. Este ejercicio táctico destinado a distraer tropas alemanas del frente de Verdún tuvo como consecuencia la muerte de más de un millón de hombres de ambos bandos.

Las nuevas armas y las nuevas formas de hacer la guerra se plasman en este vídeo, donde podemos ver el uso de gases tóxicos en combate y sus consecuencias. El 22 de abril de 1915, las tropas alemanas emplearon gases por priemra vez en la segunda batalla de Ypres, en Bélgica.

Hoy día Sting no figuraría como uno de mis cantantes favoritos, pero (pecados de juventud) hubo un momento en que me gustó… y mucho. Precisamente de esa época es esta canción que voy a presentaros ahora. Pertenece al album The dream of the blue turtles, el primero de Sting en solitario tras abandonar The Police. La letra de esta canción es un instrumento muy bueno para usarla en clase; es un claro ejemplo de cómo la I Guerra Mundial ha dejado una huella indeleble en la sociedad británica. Sus versos recogen la dureza y el impacto que tuvieron en millones de jóvenes los combates en los campos de Flandes entre 1914 y 1918.

“Children’s Crusade”

Young men, soldiers, Nineteen Fourteen
Marching through countries they’d never seen
Virgins with rifles, a game of charades
All for a Children’s Crusade

Pawns in the game are not victims of chance
Strewn on the fields of Belgium and France
Poppies for young men, death’s bitter trade
All of those young lives betrayed

The children of England would never be slaves
They’re trapped on the wire and dying in waves
The flower of England face down in the mud
And stained in the blood of a whole generation

Corpulent generals safe behind lines
History’s lessons drowned in red wine
Poppies for young men, death’s bitter trade
All of those young lives betrayed
All for a Children’s Crusade

The children of England would never be slaves
They’re trapped on the wire and dying in waves
The flower of England face down in the mud
And stained in the blood of a whole generation

Midnight in Soho, Nineteen Eighty-four
Fixing in doorways, opium slaves
Poppies for young men, such bitter trade
All of those young lives betrayed
All for a Children’s Crusade

Para que no os aburráis leyendo sólo la letra os incluyo también un vídeo de la canción.

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.