Música e historia


En plena crisis económica, en un momento en que no se ve nunca un atisbo de luz al final del túnel, son muchos los que nos recuerdan el pensamiento de John Maynard Keynes, pero no se quedan atrás los que defienden las tesis de Friedrich August von Hayek. Ponerme a explicar ambas formas de entender la economía puede ser bastante largo (y mucho más en agosto), hay quien puede hacerlo mejor que yo, y ellos no son otros que los propios pensadores, encarnados en dos actores que debaten sobre sus teorías a ritmo de rap; siempre hay formas muy variadas de hacer pedagogía. Después de ver estos vídeos que aquí dejo sólo puedo pensar “¿Por qué no me explicaron así, de esta manera, el pensamiento de estos grandes economistas cuando estudiaba en la facultad?”

Segunda parte

En un verano en el que no falta la agitación, en el que la Historia nos ha asaltado desde las páginas de los periódicos más de una vez o en el que no han sido pocos las tragedias, alguna incluso excesiva, a mí me ha agarrado con brazo firme la pereza. No quiero escribir sobre nada.

Ahora sólo quiero dedicarme a no hacer nada, a recordar el sonido de mis pasos por las galerías del British Museum, mi momento de éxtasis ante la Leona Herida o la Piedra de Rosetta… y sobre todo a escuchar música, nadar y leer.

Él

Para seguir con las músicas nada mejor que una de esas canciones que guardan relación con la Historia, en este caso casi con toda la Historia: Sympathy for the Devil, de los Rolling Stones, y de la que he tomado un verso para titular este post. Una canción que nos cuenta la vida de alguien que estuvo en el momento en que fue crucificado Jesús, estuvo en San Petersburgo en 1917 condujo un Panzer en el Blitzkrieg, participó en la muerte de los Kennedys, etc. y que les costó , en su momento que fuesen acusados de adoradores del Demonio. En fin, un despropósito de los puritanos, como siempre.

Ahí queda eso.

Sympathy for the Devil

Please allow me to introduce myself
Im a man of wealth and taste
Ive been around for a long, long year
Stole many a mans soul and faith
And I was round when jesus christ
Had his moment of doubt and pain
Made damn sure that pilate
Washed his hands and sealed his fate
Pleased to meet you
Hope you guess my name
But what’s puzzling you
Is the nature of my game
I stuck around st. petersburg
When I saw it was a time for a change
Killed the czar and his ministers
Anastasia screamed in vain
I rode a tank
Held a generals rank
When the blitzkrieg raged
And the bodies stank
Pleased to meet you
Hope you guess my name, oh yeah
Ah, what’s puzzling you
Is the nature of my game, oh yeah
I watched with glee
While your kings and queens
Fought for ten decades
For the gods they made
I shouted out,
Who killed the kennedys?
When after all
It was you and me
Let me please introduce myself
Im a man of wealth and taste
And I laid traps for troubadours
Who get killed before they reached bombay
Pleased to meet you
Hope you guessed my name, oh yeah
But what’s puzzling you
Is the nature of my game, oh yeah, get down, baby
Pleased to meet you
Hope you guessed my name, oh yeah
But what’s confusing you
Is just the nature of my game
Just as every cop is a criminal
And all the sinners saints
As heads is tails
Just call me lucifer
Cause Im in need of some restraint
So if you meet me
Have some courtesy
Have some sympathy, and some taste
Use all your well-learned politesse
Or I’ll lay your soul to waste, um yeah
Pleased to meet you
Hope you guessed my name, um yeah
But what’s puzzling you
Is the nature of my game, um mean it, get down
Woo, who
Oh yeah, get on down
Oh yeah
Oh yeah!
Tell me baby, what’s my name
Tell me honey, can ya guess my name
Tell me baby, what’s my name
I tell you one time, you’re to blame
Ooo, who
Ooo, who
Ooo, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Oh, yeah
What’s me name
Tell me, baby, what’s my name
Tell me, sweetie, what’s my name
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Ooo, who, who
Oh, yeah

Yo también tengo amigos extravagantes, hacen verdaderas payasadas, a veces se las río y otras se las recrimino. Pero los he elegido yo y puedo romper esta amistad cuando crea que nos daña a ambos, … o a mí.

Gaddafi, Jose Maria Aznar y el Rayo del Líder (el caballo)

Según José María Aznar (Even better than the real thing), nuestro increíble ex presidente, Muammar al- Gaddafi sólo es un amigo extravagante, es decir, hace chorradas, vale, pero tenemos que perdonárselas, es nuestro amigo. Financiaba grupos terroristas en todo el mundo, vale, pero desde 2003 trataba de ser nuestro amigo (a Aznar le regaló un caballo). Según Aznar, insisto, tendríamos que haber apoyado a Gaddafi frente a los rebeldes, Gaddafi era nuestra garantía frente al repunte del terrorismo islamista en el Norte de África. Según ese axioma Hitler era nuestra garantía frente a Stalin, es decir, la teoría del mal menor. Yo, ciertamente, no prefiero ningún mal.

Para Aznar, Gaddafi y Occidente son, como decían Los Manolos: Amigos para siempre

Y es que cuando habla Aznar siempre me viene a la cabeza una canción de Bob Dylan: Jokerman, Bromista, en su traducción española, sobre todo cuando habla en inglés, con ese tonito tan especial que a veces hace recordar tiempos y personajes pretéritos (concretamente, Franco). [Por cierto, Gaddafi se ha declarado admirador de Franco].

El amigo extravagante de Aznar, artículo en el diario El País

Por añadidura, el vídeo de Jokerman y la letra, como no.

Jokerman

Standing on the water, casting your bread
While the eyes of the idol with the iron head are glowing
Distant ships sailing into the mist
You were born with a snake in both of your fists while a hurricane was blowing
Freedom just around the corner for you
But with truth so far off, what good will it do.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

So swiftly the sun sets in the sky
You rise up and say goodbye to no one
Fools rush in where angels fear to tread
Both of their futures, so full of dread, you don’t show one
Shedding off one more layer of skin
Keeping one step ahead of the persecutor within.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

You’re a man of the mountain, you can walk on the clouds
Manipulator of crowds, you’re a dream twister
You’re going to Sodom and Gomorrah
But what do you care ? Ain’t nobody there would want marry your sister
Friend to the martyr, a friend to the woman of shame
You look into the fiery furnace, see the rich man without any name.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

Well, the Book of Leviticus and Deuteronomy
The law of the jungle and the sea are your only teachers
In the smoke of the twilight on a milk-white steed
Michelangeo indeed could’ve carved out your features
Resting in the fields, far from the turbulent space
Half asleep near the stars with a small dog licking your face.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

Well, the rifleman’s stalking the sick and the lame
Preacherman seeks the same, who’ll get there first is uncertain 
Nightsticks and water cannons, tear gas, padlocks
Molotow cocktails and rocks behind every curtain
False-hearted judges dying in the webs that they spin
Only a matter of time ’til the night comes stepping in.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

It’s a shadowy world, skies are slippery gray
A woman just gave birth to a prince today and dressed him in scarlet
He’ll put the priest in his pocket, put the blade to the heat
Take the motherless children off the street
And place them at the feet of a harlot
Oh, Jokerman, you know what he wants
Oh, Jokerman, you don’t show any response.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman. 

 

Elección de Miss Sarajevo, 29 de mayo de 1995

Hoy no tenía ganas de hablar de la realidad más inmediata: Japón, Libia, Siria, Costa de Marfil, etc. y, la verdad, mientras pensaba en algo sobre lo que escribir puse música en mi ordenador, en este caso era disco raro Original Soundtracks 1, se trata de un LP de U2 con Brian Eno que editaron con el pseudónimo de Passengers. En ese estupendo disco hay una canción que es como un verdadero mazazo de sensibilidad (especialmente el fragmento que canta Pavarotti): Miss Sarajevo.

Portada del single Miss Sarajevo de Passengers

Esa canción habla de una historia de olvidos e indiferencia, mientras Sarajevo estaba siendo asediada por las fuerzas serbias, en la ciudad aun había quien con cierto punto de ironía plantaba cara al desastre de la guerra. Eso ocurrió con el certamen para la elección de Miss Sarajevo en 1993, en el cual resultó elegida reina de la belleza Inela Nogic.

Desde el 5 de abril de 1992, la ciudad de Sarajevo estaba siendo asediada por las fuerzas de la autoproclamada República Serbia de Bosnia y por el Ejército Popular de Yugoslavia, el asedio se prolongó hasta el 29 de febrero de 1996, durante ese tiempo más de doce mil personas fueron asesinadas, de ellas más del 85% eran civiles.

Ese sitio sólo comenzó a aflojarse cuando las fuerzas de la OTAN, haciendo gala de su proverbial puntualidad, comenzaron a bombardear los depósitos de municiones de los serbobosnios, algo que sucedió a lo largo de 1995; hasta entonces los francotiradores y la artillería sitiadores habían provocado varias matanzas, generalmente se producían éstas en colas de civiles bien intentando hacerse con algo de pan, bien intentando conseguir agua.

En mitad de este desastre humanitario algunas  mujeres jóvenes y bellas desfilaron ante los ojos de sus conciudadanos para elegir a la más bella de todas, con la esperanza de poder participar en certámenes internacionales y lanzar su mensaje al mundo: Don’t let them kill us (No les dejéis asesinarnos).

 

Vedran Smailovic tocando el violoncelo en la parcialmente destruida Biblioteca Nacional de Sarajevo, 1992

En 1993 Bill Carter, un periodista norteamericano sugirió a Bono, cantante de U2, la posibilidad de rodar un documental sobre la vida en Sarajevo durante el asedio, a Bono le gustó la idea lo bastante como para ofrecerse a financiarlo. La información acerca de Inela Nogic y el certamen de Miss Sarajevo movió la composición de esta bellísima canción que según el propio Bono es su favorita (The Irisih Times 27/II/2009).

El PopMart Tour según los Simpsons

El mayor golpe de efecto fue la grabación y transmisión vía satélite de reportajes elaborados por Bill Carter durante los conciertos de la gira PopMart por todo el mundo, lo que acabó motivando que U2 actuase en Sarajevo en 1997. Como anécdota final cabe señalar que en algunas webs se daba por muerta a Inela Nogic poco después, aun durante el sitio de Sarajevo, para desmentir tal rumor infundado basta con mirar el enlace que he puesto más arriba y se podrá comprobar que aún sigue viva.

Quedan aquí el vídeo y la letra. A disfrutarlos

Miss Sarajevo

Is there a time for keeping your distance
A time to turn your eyes away
Is there a time for keeping your head down
For getting on with your day

Is there a time for kohl and lipstick
A time for cutting hair
Is there a time for high street shopping
To find the right dress to wear

Here she comes
Heads turn around
Here she comes
To take her crown

Is there a time to run for cover
A time for kiss and tell
Is there a time for different colours
Different names you find it hard to spell

Is there a time for first communion
A time for East 17
Is there a time to turn to Mecca
Is there time to be a beauty queen

Here she comes
Beauty plays the clown
Here she comes
Surreal in her crown

Dici che il fiume
Trova la via al mare
E come il fiume
Giungerai a me
Oltre i confini
E le terre assetate
Dici che come fiume
Come fiume…
L’amore giunger
L’amore…
E non so più pregare
E nell’amore non so più sperare
E quell’amore non so più aspettare

Is there a time for tying ribbons
A time for Christmas trees
Is there a time for laying tables
And the night is set to freeze.



Todo en calma en el día de Año Nuevo. De esa forma veremos el día de Año Nuevo los habitantes de los países más desarrollados: despertando con resaca o aburriéndonos con el Concierto de Año Nuevo o los inevitables saltos de esquí y, sin embargo, muchas zonas del planeta vivirán ese día como uno más de su cotidianidad: sangrante y terrible. Hay puntos de este planeta que ya son inexistentes o invisibles para los medios informativos del mundo occidental y desarrollado.

Si deseáis poneros al día en cuanto a esas zonas olvidadas del planeta nada más que tenéis que entrar en el estupendo blog Aguas Internacionales de Ramón Lobo. La idea de este post me vino mientras oía en la radio una vieja canción de mis infalibles U2, un grupo con muchas apariciones en este blog. No podía dejar de pensar en esos conflictos olvidados mientras oía esa frase mágica del principio de la canción: “All is quiet on New Year’s Day”.

Ahí os dejo la letra y el correpondiente vídeo. Feliz 2011

“New Year’s Day”

Yeah

All is quiet on New Year’s Day
A world in white gets underway
I want to be with you
Be with you night and day
Nothing changes on New Year’s Day
On New Year’s Day

I will be with you again
I will be with you again

Under a blood-red sky
A crowd has gathered in black and white
Arms entwined, the chosen few
The newspaper says, says
Say it’s true, it’s true
And we can break through
Though torn in two, we can be one

I, I will begin again
I, I will begin again

Yeah

Oh and maybe the time is right
Oh maybe tonight

I will be with you again
I will be with you again

And so we are told this is the golden age
And gold is the reason for the wars we wage
Though I want to be with you
Be with you night and day
Nothing changes on New Year’s Day
On New Year’s Day
On New Year’s Day

Poppy Day

Amapolas en Flandes

Como todos los años, en los primeros días de noviembre, los británicos comienzan a colocarse una pequeña amapola en su ropa. Una pequeña señal en recuerdo de los veteranos de la I Guerra Mundial (sí, de la primera) y, por extensión una forma de recordar a todos los veteranos. Estamos a muy pocos años de celebrar el centenario de una guerra que aun tiene un tremendo peso específico en la memoria de aquellas naciones que se vieron implicados en la misma.

No hace muchos días escribí en este blog acerca de la finalización del pago de las indemnizaciones de guerra por parte de Alemania, 91 años después del Tratado de Versalles. Se ha escrito muchísimo acerca del impacto psicológico de esta guerra, muchísimos escritores dejaron testimnio de ello: Robert Graves, Erich M. Remarque, Ernst Jünger, J.R.R. Tolkien… Influyó en el arte, buena prueba de ello son el Dadaismo o el Expresionismo alemán.

Boletín DADA

George Grosz: Metrópolis, 1917



En la actualidad algunos escritores, como Ken Follet con su La caída de los gigantes, se han propuesto recuperar este conflicto que tanto marcó a las sociedades europeas que se vieron involucradas en ella, no así a las que permanecieron al margen. Digo esto último tras leer, hace algunos días, un reportaje sobre la estancia de León Trotsky en Cádiz, poco antes del estallido de la Revolución de 1917. Y cómo manifestaba su sorpresa al ver que los periódicos gaditanos no se hacían eco de los acontecimientos que estaban teniendo lugar en Europa en esos momentos, aunque poco después él mismo se había acostumbrado a ese desinterés.

Lo cierto es que ya no queda nadie que viviese aquellos momentos que forjaron el futuro de Europa a sangre y fuego. No quedan veteranos que puedan transmitir personalmente el testimonio del horror, los últimos, ya centenarios, han ido falleciendo en estos años. Un ejemplo es el del último veterano inglés: Harry Patch, a quien dedicaron una canción los miembros del grupo Radiohead

Harry Patch

Harry Patch

I am the only one that got through

The others died where ever they fell

It was an ambush

The came up from all sides

Give your leaders each a gun and then let them fight it out themselves

I’ve seen devils coming up from the ground

I’ve seen hell upon this earth

The next will be chemical but they will never learn

Y el vídeo, como no



Ante todo tengo que dejar claro que este post lo firma un escéptico que se ríe bastante con estas cosas.

 

 

21/XII/2012 y yo con estos pelos

 

Todos los inicios de curso de estos dos o tres últimos años no hago más que escuchar el mismo rosario de preguntas machaconas: ¿es verdad que el mundo se va a acabar en 2012? ¿es verdad lo de la película?… A estas alturas ya tengo ganas de que sea 22/XII/2012 para levantarme por la mañana y hacer, más o menos, lo mismo que todos los días.

A estas preguntas contesto generalmente lo mismo: el  fin del mundo según los mayas será el 22 de diciembre de 2012, si es así ese día no es lectivo y ya tendréis las notas de primer trimestre en casa, con lo cual tendréis o la felicitación o la reprimenda de vuestros padres con lo que ello conlleva en semejantes fechas.

También suelo decir lo mismo: Si el mundo se acaba los gaditanos no tendremos que pagar las facturas del Bicentenario de la Constitución. Ahora, también tiene su puntito malo: mira que llevarse años y años dando la barrila con el segundo puente de la bahía para que a las primeras de cambio ya no sirva para nada.

La verdad es que cuando yo era un adolescente también me quedaba fascinado con las profecías de Nostradamus y otras cosas por el estilo; hoy día, en cambio, lo recuerdo y sonrío. Y es que me he vuelto excesivamente escéptico.

Para ir esperando ese momento y, al menos pasarlo bien, dejo aquí una canción de R.E.M.: It’s the End of the World as we know It (and I feel fine) Es el Fin del Mundo tal y como lo conocemos (y yo me siento bien), título con el que, como comprenderá todo el mundo, me identifico plenamente.

A esperar bailando

It’s the End of the World as we know It (and I feel fine)

That’s great, it starts with an earthquake, birds and snakes, an aeroplane -
Lenny Bruce is not afraid. Eye of a hurricane, listen to yourself churn -
world serves its own needs, regardless of your own needs. Feed it up a knock,
speed, grunt no, strength no. Ladder structure clatter with fear of height,
down height. Wire in a fire, represent the seven games in a government for
hire and a combat site. Left her, wasn’t coming in a hurry with the furies
breathing down your neck. Team by team reporters baffled, trump, tethered
crop. Look at that low plane! Fine then. Uh oh, overflow, population,
common group, but it’ll do. Save yourself, serve yourself. World serves its
own needs, listen to your heart bleed. Tell me with the rapture and the
reverent in the right – right. You vitriolic, patriotic, slam, fight, bright
light, feeling pretty psyched.

It’s the end of the world as we know it.
It’s the end of the world as we know it.
It’s the end of the world as we know it and I feel fine.

Six o’clock – TV hour. Don’t get caught in foreign tower. Slash and burn,
return, listen to yourself churn. Lock him in uniform and book burning,
blood letting. Every motive escalate. Automotive incinerate. Light a candle,
light a motive. Step down, step down. Watch a heel crush, crush. Uh oh,
this means no fear – cavalier. Renegade and steer clear! A tournament,
a tournament, a tournament of lies. Offer me solutions, offer me alternatives
and I decline.

It’s the end of the world as we know it.
It’s the end of the world as we know it.
It’s the end of the world as we know it and I feel fine.

The other night I tripped a nice continental drift divide. Mount St. Edelite.
Leonard Bernstein. Leonid Breshnev, Lenny Bruce and Lester Bangs.
Birthday party, cheesecake, jelly bean, boom! You symbiotic, patriotic,
slam, but neck, right? Right.

It’s the end of the world as we know it.
It’s the end of the world as we know it.
It’s the end of the world as we know it and I feel fine…fine…

(It’s time I had some time alone)

 

El oso Misha luchando contra el "Imperio del Mal"

Todas las mañanas echo de menos los años de la Guerra Fría, todas las mañanas echo de menos a ese país al que Ronald Reagan denominaba el Imperio del Mal; cuando miraba al otro lado de la Bahía de Cádiz y veía la base de Rota, sólo podía ver un posible objetivo de los misiles intercontinentales soviéticos, y, sin embargo, vivíamos tranquilos, sólo había una amenaza, identificada y personificada en el bloque soviético. Hoy día la amenaza viene de muchas partes y tiene múltiples rostros. Aunque parezca una paradoja, el mundo actual es mucho más inseguro que aquel que vivía bajo la amenaza de la guerra nuclear.

Inseguro y aburrido, como decía alguien que escuché alguna vez en alguna parte: “Contra Franco se vivía mejor”, igualmente podíamos decir que contra los soviéticos se vivía mejor, al menos se hacía mejor música. Eso lo digo porque durante todo este fin de semana no he logrado sacarme de la cabeza una vieja canción de los Beatles: Back in the USSR. No es un tema propagandístico, ni a favor ni en contra de la URSS (bueno, y si lo era ¿qué más da?), pero al menos era divertido y, aunque careciese de elementos políticos que moviesen a desertar  a los ciudadanos del otro lado del Telón de Acero, seguro que los hacía bailar tanto que gustosamente hubiesen abandonado ese Imperio del Mal.

Cubierta del single Back in the USSR

Como en otras ocasiones os incluyo a quí la letra de la canción y un vídeo, en este caso los interpretes no son The Beatles, sino uno de ellos Paul McCartney en un concierto en el mejor de los emplazamientos posibles para interpretar esta canción: la Plaza Roja de Moscú.

A disfrutarlo… Con nostalgia

Back in the USSR

Flew in from Miami Beach BOAC
Didn’t get to bed last night
Oh, the way the paper bag was on my knee
Man, I had a dreadful flight
I’m back in the USSR
You don’t know how lucky you are, boy
Back in the USSR, yeah

Been away so long I hardly knew the place
Gee, it’s good to be back home
Leave it till tomorrow to unpack my case
Honey disconnect the phone
I’m back in the USSR
You don’t know how lucky you are, boy
Back in the US
Back in the US
Back in the USSR

Well the Ukraine girls really knock me out
They leave the west behind
And Moscow girls make me sing and shout
They Georgia’s always on my my my my my my my my my mind
Oh, come on
Hu Hey Hu, hey, ah, yeah
yeah, yeah, yeah
I’m back in the USSR
You don’t know how lucky you are, boys
Back in the USSR

Well the Ukraine girls really knock me out
They leave the west behind
And Moscow girls make me sing and shout
They Georgia’s always on my my my my my my my my my mind

Oh, show me round your snow peaked
mountain way down south
Take me to you daddy’s farm
Let me hear you balalaika’s ringing out
Come and keep your comrade warm
I’m back in the USSR
Hey, You don’t know how lucky you are, boy
Back in the USSR
Oh, let me tell you honey

“Ninguna soga es más larga que el Tiempo”

Mandela, ya libre, en Robben Island

Eso al menos es lo que dice este verso de una canción de un grupo del que, seguramente, ninguno de mis alumnos de bachillerato haya oído hablar jamás: Latin Quarter. Una canción compuesta en un tiempo en que Nelson Mandela aun estaba preso en la cárcel de Robben Island.

Pertenece a un disco que me compré cuando los CDs eran aun el futuro y el vinilo seguía (sigue) siendo un magnífico soporte. El asado día 18 de Julio (vaya día de infausta memoria para la Historia de España) se celebró el Mandela Day, un día instituido por la ONU para celebrar el cumpleaños de Nelson Mandela y para recordar al mundo la larga lucha por los derechos civiles, la libertad y la Igualdad  en Sudáfrica.

Sudáfrica, un país, que, al menos en lo futbolístico sólo nos traerá buenos recuerdos a los españoles en el futuro, vivió una de las situaciones sociales más demenciales del siglo XX, con muchas similitudes con las que viven los palestinos de los territorios ocupados hoy día. Por eso, para recordar que ninguna soga es más larga que el tiempo vaya aquí esta canción.

Para ello incluyo aquí la letra de esa hermosa canción y un vídeo tela cutre, pero que puede servir para que os distraigáis viendo el inefable look que se gastaba la gente en los ochenta.

Pd.: Recupero este post un mes después de haberlo iniciado porque me he vuelto un vago indomable y porque aun me cuesta mucho hacerme a la idea de que el próximo curso no tendré alumnos de bachillerato. Pese a todo este blog seguirá funcionando y continuaré colocando en él las noticias e historias del tiempo presente que aun me producen perplejidad, estupor o, simplemente, me hacen reír. ¡Buen verano!

No rope as long as time

Old Afrikaaner farmer on the terrace of his home
Sits gently in his rocking chair, gazing at this land he owns.
There he sees his memories and there his past
There he smiles his grim smile, strokes his gun, swears he’II make it last.

Someone brings the whisky, someone serves the meal
Like the someone in the township, in the mine and in the fields.
Someone at the graveyard, someone with their tears
Someone who can’t forget the freedom lost these 100 years.

Old man, you can boost about the gun that’s by your bed
Old man, you can tell me how you’re good for all your kaffirs yet
And your guns can fire and your prisons fill
And you’ve yards of rope for hanging still
But your guns can shoot and never hit the sky
And there’s no rope as long as time.

Mandela in the prison, Biko in the ground
Sharpeville and Soweto voices silenced till the end of time.
Freedom don’t come easy, don’t come bloodless. don’t come fast
But in the hearts of the countless people
No pass law’s gonna stop us pass.

Sometimes he’II talk of reasons, economy and cause
Sometimes he’II even talk of changes
Though he clasps the gun and het talks of laws.
Gut power ain’t this old man’s gift
And freedom’s no reform
The old man made the history and the history’s made of wars.

El "valeroso" Alfredo Astiz se rinde a los británicos

Para este post sobre la Guerra de las Malvinas (o Falkland para los británicos)podría haber escogido cualquier otra imagen, al fin y al cabo es una guerra bastante fotografiada y filmada para TV, sin embargo, he preferido insertar esta otra para mí bastante más significativa. En ella se recoge el moemnto en el que el “valeroso” Alfredo Astiz, oficial comando de élite de las Fuerzas Armadas argentinas se rinde a los británicos. Astiz, torturador y asesino en la Escuela de Mecánica de la Armada argentina se rindió a las autoridades militares británicas sin disparar un sólo tiro.

Si hay una guerra verdaderamente inútil en el siglo XX esa es la de las Malvinas. La causa inmediata fue resultado de una prolongada confrontación diplomática con respecto a la soberanía de estas islas del Atlántico Sur, tomadas por la fuerza en 1833 y dominados desde entonces por el Reino Unido. Actualmente Argentina los sigue reclamando como parte integral e indivisible de su territorio y, de hecho, los incluye como parte de su Provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur. Ninguno estos dos estados declaró oficialmente la guerra y la lucha se limitó, en gran medida, a los territorios en disputa y el Atlántico Sur. El conflicto se caracterizó por ser considerado por Argentina como la re-ocupación de su propio territorio, y por el Reino Unido como una invasión de un territorio dependiente británico.

Mapa de las Malvinas en el Atlántico Sur, con indicaciones de las reclamaciones británicas

No voy a entrar aquí en disquisiciones acerca de la guerra, las diferentes operaciones y los éxitos y fracasos de cada uno de los contendientes, ya han pasado más de  25 años desde entonces y mucho se ha escrito sobre ello. Lo cierto es que, probablemente, esta guerra no habría tenido lugar de no haber vivido Argentina inmersa en una dictadura que arruinaba a la nación, tampoco de no haber sido Margaret Thatcher la premier británica, ansiosa por demostrar al mundo (ya sí misma) lo dura que era (como demostraría un par de años más tarde durante la huelga de los mineros de su país).

Portada de Newsweek durante la guerra de las Malvinas: El Imperio contraataca

Lo cierto es que esta guerra dejó profundas huellas: culturales, económicas, sociales… en Argentina y en Gran Bretaña; este conflicto ayudó a derribar la dictadura, convirtió cada enfrentamiento deportivo entre ambas naciones en algo de características muy diferentes; por ejemplo, le dio una dimensión casi heroica al gol de la “mano de Dios” de Maradona en el Mundial de México de 1986.

Enlace a una fotogalería publicada en el diario El País con motivo del XXV aniversario de este conflicto

No bombardeen Buenos Aires

No bombardeen Buenos Aires
No nos podemos defender.
Los pibes de mi barrio se escondieron en los caños
Espían al cielo
Usan cascos, curten mambos
Escuchando a Clash.
Estoy temiendo al rubio ahora
No se a quién temeré después.
Terror y desconfianza por los juegos
Por las transas, por las canas
Por las panzas, por las ansias
Por las rancias cunas de poder
Cunas de poder
Si querés escucharé a la BBC
Aunque quieras que lo hagamos de noche
Y si quieres darme un beso alguna vez,
Es posible que me suba a tu coche.
Pero no bombardeen Buenos Aires.
No quiero el mundo de Cinzano
No tengo que perder la fe
Quiero treparte pero no pasa nada
Ni siquiera puedo comerme un bife y sentirme bien.
Los ghurkas siguen avanzando
Los viejos siguen en TV
Los jefes de los chicos
Toman whisky con los ricos
Mientras los obreros hacen masa
En la plaza como aquella vez
Como aquella vez
Si querés escucharé a la BBC
Aunque quieras que lo hagamos de noche
Y si quieres darme un beso alguna vez,
Es posible que me suba a tu coche.
Pero no bombardeen Barrio Norte!

Brothers in arms

These mist covered mountains
Are a home now for me
But my home is the lowlands
And always will be
Some day you’ll return to
Your valleys and your farms
And you’ll no longer burn
To be brothers in arm

Through these fields of destruction
Baptism of fire
I’ve watched all your suffering
As the battles raged higher
And though they did hurt me so bad
In the fear and alarm
You did not desert me
My brothers in arms

There’s so many different worlds
So many different suns
And we have just one world
But we live in different ones

Now the sun’s gone to hell
And the moon’s riding high
Let me bid you farewell
Every man has to die
But it’s written in the starlight
And every line on your palm
We’re fools to make war
On our brothers in arms

Página siguiente »

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.