Los más malos de la Historia


Kim Jong Il, armado hasta las orejas (Fuente ABC)

Ya se murió. Ya acabó Kim Jong Il, mi supervillano favorito, ni Lex Luthor, ni  Doctor Doom, ni siquiera el Joker, donde se ponga este dictador de opereta que se quiten todos los supervillanos de DC y de Marvel. Corea del Norte es como la Latveria del Doctor Muerte (Doom), un país oprimido y extenuado por las hambrunas, pero con el cuarto arsenal atómico del planeta tierra. Esta nación es una especie de parque temático para un supervillano, con una población depauperada, ajena a la realidad del mundo exterior y que, a juzgar por la imagen que ofrece de si mismo este régimen, es absolutamente fiel y leal al régimen, pero que ya ni siquiera aparece en las listas del Índice de Desarrollo Humano.

Ya se fue y ya lo echo de menos. ¡Con lo que yo he escrito en este blog sobre esta especie de híbrido entre el Dr. Malignola Pantoja y Karl Lagerfeld! Con lo irónico o absurdo que resulta hablar de un monarca estalinista, que heredó la Satrapía de manos de su padre y que la deja en herencia a su hijo Kim Jong Un, un  aprendiz de dictador con menos de treinta años, elegido, probablemente. por ser el menos torpe de todos sus hijos, o al menos al único que no pillaron de marrón tratando de entrar en el Disneylandia de Japón, con lo que eso representa de traición para el régimen y lo feo que queda en el curriculum de un buen estalinista.

Kim Jong Un: "ahora mando yo"

Está feo ser comunista estalinista y tratar de ceder a las tentaciones del capitalismo, pero está más feo convertirse en un dictador estalinista heredando este puesto de tu padre y que tu progenitor antes lo heredase del suyo. Pero bueno, se ve que los genes de los dictadores son “especiales” o mejores que los del resto, así lo demostró también Fidel Castro al nombrar a su hermano Raúl como su sucesor.

En fin, Kim, que no te lo perdono. Me has dejado huérfano de supervillano y, para colmo, te vas y te mueres y dejas al mindundi de tu hijo al frente de todo y, la verdad, tiene muy mala pinta. ¡Lástima de Corea del Norte, tener que soportar a semejante ralea!

Pero ¡no se vayan, aun hay más!

Todo lo publicado aquí sobre el Amado Líder

El nazismo, ese veneno que emponzoña la memoria de buena parte de Europa es una pesadilla recurrente, siempre reaparece y genralmente no trae nada positivo con esas reapariciones. En escasas, cada vez más escasas, ocasiones surge la buena noticia de la captura y juicio de algún genocida nazi; sin embargo, son mucho más frecuentes esas noticias que nos devuelven a los horrores de la II Guerra Mundial y, sobre todo, a los terribles errores que siguieron a este conflicto.

La RFA no sale de su asombro al comprobar cómo agentes del Servicio Secreto no vigilaron como debieran a una banda de neonazis que cometió asesinatos durante años; en medio del fragor de una noticia tan mala surge ahora una nueva verdad incómoda:

El espionaje alemán destruyó en 2007 centenares de actas sobre el pasado nazi de sus agentes

Un burdo montaje que da repelús

Así titulaba, este martes, el diario El Mundo una de esas noticias que nos recuerdan que todos tenemos un pasado y que, de vez en cuando, viene a visitarnos para recordarnos quiénes somos, de dónde venimos y qué hicimos en el pasado. Nada extraño por otra parte, si no perdemos de vista que al frente del BND, servicio de espionaje de la RFA, estaba desde sus inicios Reinhard Gehlen, coronel de Estado Mayor de la Wehrmacht en el frente oriental (URSS) durante la II Guerra Mundial.

Más tarde o más temprano salen los fantasmas del armario; más tarde o más temprano viene a visitarnos la Historia. 

Para saber más:

Fantasmas del pasado

Más fantasmas del pasado

Cayo Cornelio Tácito

Se veía venir, puestos a encontrar antecedentes, precedentes y causas remotas

siempre podemos encontrar alguna que se pierda en “la noche de los tiempos” (¡qué bonito tópico!). Lo digo en referencia a un artículo que he leído hoy en el diario El País; en este caso se trata del tratado Germania de CornelioTácito. Este tratado fue objeto de deseo de los nazis, pues veían en él uno de esos objetos sagrados para el nazismo que tanto ansiaba poseer Himmler a través del Ahnenerbe: el Mjolnir o martillo de Thor, la lanza de Longinos y, por supuesto, la más antigua versión conservada de este tratado (amén del Arca Perdida, pero ahí chocó con Indiana Jones).

Buena parte de la supuesta perfección racial de los nazis tendría su origen en algunas de las afirmaciones de Cornelio Tácito, el mejor de los historiadores romanos, es decir, de nuevo alguien manipula la Historia o las palabras de los historiadores a su antojo para salirse con la suya. Al final, lo dicho: la culpa del nazismo y de sus crímenes la tuvieron los romanos.

Dejo aquí el artículo completo: El libro más venerado por el nazismo, por Jacinto Antón, en el diario El País

Y el tratado de TácitoDe las costumbres sitios y pueblos

Antes incluso que el Mein Kampf. Seis años antes de la publicación de la base ideológica del nazismo ya estaban puestas por escritos las principales ideas de Hitler con respecto a los judíos. Estas ideas están en la llamada Carta Geimlich, un documento autógrafo de Adolf Hitler, fechado en 1919 y escrito para Adolf Geimlich, oficial en el Aufklärungskommando, la inteligencia militar en Munich.

Carta Geimlich

En esta carta Hitler habla de la necesidad de un antisemitismo no emocional, sino racional para lo que sería necesario un gobierno implacable. La carta, hallada en 1945, es conocida desde hace muchos años, aunque siempre se dudó de su autenticidad. Hoy  día, tras muchos más análisis documentales se ha admitido su autenticidad. Haciendo un poco de historia contrafactual podríamos preguntarnos ¿cuál habría sido el desarrollo de los Juicios de Nuremberg de haber contado con este documento? Recordemos que no había documento alguno que demostrase que la Solución Final había sido una política de Estado.

Texto en inglés de la Carta Geimlich

Un photoshop con el cadaver de Bin Laden (fuente El Mundo.es)

Pero, aparte de calmar la sed de venganza ¿en qué cambian las cosas? ¿Se acabó la crisis? ¿La democracia llegó al último rincón del mundo (incluida Bielorrusia)? ¿Acabó el hambre, el SIDA…? O, simplemente, ¿acabó la locura terrorista sea del signo que sea?

Este era sólo un titular esperado. Yo espero algunos mejores, ojalá no tarden 10 años.

Bin Laden muerto, noticia en el diario El País

La operación de caza, en la web de la BBC

Un especial sobre Bin Laden, en Clarín (Buenos Aires)

Retoque fotográfico, en el diario El Mundo

Basil Zaharoff

En estos tiempos en que nos declaramos horrorizados por el comercio mundial de armas, ahora que sólo han pasado unos meses desde la aprobación por un tribunal tailandés de la extradición a los EE.UU. de Viktor Bout, también conocido como “el señor de la guerra”, no recordamos que a comienzos del siglo XX hubo alguien bastante peor traficando con armas por todo el mundo: Basil Zaharoff.

También conocido como “el hombre misterioso de Europa” o “la mina de oro del mundo”, llegó a ser uno de los hombres más ricos del mundo en sus tiempos, y eso que en el momento de venir al mundo nada podía augurar un futuro como el suyo. Nacido como Zacharias Basileios, en la ciudad de Mugla, en el antiguo Imperio Otomano, hoy día en la región de Anatolia, en Turquía, en 1849

Durante su infancia fue guía en el barrio de Gálata, en Constantinopla, en aquel entonces el barrio de la prostitución, bombero (pirómano) y cambista (y falsificador) fueron algunas de sus ocupaciones posteriores.

Posteriormente aparece en Londres donde es acusado de ciertas irregularidades en la importación de bienes procedentes de Turquía. A los 24 años está en Atenas donde es recomendado por su amigo el periodista Etienne Skouloudis para ocupar el puesto de representante en Grecia del fabricante de armas sueco Thorsten Nordenfeldt.

Basil Bazaroff (o Zaharoff según Hergé, creador de Tintin)

Trabajando para Nordenfeldt dará sus primeras muestras de diabólico negociante (vamos, un pelotazo). Con la promesa de facilidades de pago, Zaharoff logró vender un submarino los griegos al que la US Navy atribuía “movimientos peligrosos y excéntricos”. Luego convenció a los turcos de la amenaza que suponía para ellos el submarino griego, y les vendió dos unidades. Después, persuadió a los rusos de que en el mar Negro había ahora una grave amenaza, y éstos compraron también dos. Ninguna de estas unidades navales llegó a entrar en batalla. Uno de los submarinos turcos se hundió cuando intentó disparar un torpedo y se desestabilizó durante unas prácticas.

Durante la década de los ochenta intervino para sabotear cualquier demostración de las ametralladoras Maxim ante los principales ejércitos europeos, su intervención fue lo suficientemente decisiva como para forzar a que Hiram Maxim aceptase fusionarse con Nordenfeldt y con Zaharoff como principal agente comercial.

En los años en que Zaharoff saboteaba a Maxim, Isaac Peral diseñaba y construía el primer submarino de la historia que navegó sumergido, con buen gobierno y que disparó torpedos, dentro y fuera del mar. Zaharoff, tuvo conocimiento, con asombrosa rapidez, de los trabajos del joven inventor y oficial de la Armada española. Previamente a la autorización de las obras, ya había inspeccionado en persona, los planos y la memoria que el inventor había entregado al ministerio de Marina español, en las dependencia del propio ministerio. Más adelante, y coincidiendo con la presencia de Isaac Peral en Londres, trató, infructuosamente, de entrevistarse con él. Peral rehusó por dos veces, pero ante la insistencia, accedió a entrevistarse con el dueño, Nordenfelt, quién le propuso asociarse con ellos o que le vendiera, por separado, la patente del servomotor de estabilidad. Isaac Peral rechazó ambas ofertas y firmó, sin saberlo, su sentencia en ese mismo instante.

Sumergible Peral

El inventor español, al igual que Maxim, sufrió cuatro sabotajes durante las pruebas (el primero de ellos, en la prueba previa, en presencia de la jefatura del estado español), pero, Peral, más precavido que el norteamericano, salió airoso de todos ellos. Pese a ello, Zaharoff, consiguió interponerse entre el inventor y su propio gobierno, y obtuvo, al final, un fallo del gobierno español en contra del invento del submarino, con lo que desarmó a España para el conflicto bélico que ya se perfilaba en el horizonte (la Guerra hispano-norteamericana de 1898).

De sus múltiples visitas a España en esos años no sólo obtuvo réditos en su enfrentamiento con Peral, también logró hacerse con una de las mejores fábricas de armas de España la Euskalduna, de Soraluce en Guipuzcoa; firmó numerosos contratos para la venta de armas al gobierno español y estableció una relación amorosa con María del Pilar de Muguiro y Beruete, que le franqueó muchas puertas. Pilar era hija del poderoso banquero Fermín Muguiro, hombre fuerte del régimen y amigo personal del jefe del partido conservador español y sobrina de Segismundo Moret, caudillo del progresismo español y mano derecha del jefe del partido liberal. Desde su recién adquirida empresa de armas española se dedicó a estafar al gobierno español vendiéndole armas inservibles o de escasa utilidad; a continuación vino la Constructora Naval y, poco después, la Sociedad Española de Construcciones Navales, adjudicataria, por parte del Gobierno español, del monopolio de la construcción naval y de todos los astilleros españoles. Este fabuloso negocio era muy sospechoso de prevaricación. Oficiales jurídicos de la Armada española denunciaron al propio gobierno por dos presuntos delitos de prevaricación. El gobierno actuó con especial crueldad contra los oficiales hostiles al decreto: fueron destituidos el Jefe del Estado Mayor Central y el Jefe de la Asesoría Jurídica de la Armada y cientos de oficiales fueron encarcelados y separados del Cuerpo. El poder de Zaharoff sobre España se prolongó hasta su muerte, que coincidió con el comienzo de la Guerra Civil de 1936. Además, como quedó acreditado durante la Comisión Nye del Senado americano de 1934, Zaharoff cobró cuantiosas comisiones en las transacciones que se hicieron entre empresas extranjeras y el gobierno español (por ejemplo, cobró entre un 5 y un 7% de los submarinos americanos vendidos a España, durante todos estos años).

Hacia 1897 la empresa Maxim-Zaharoff se había vuelto un bocado bastante goloso para los grandes fabricantes de armas, quien definitivamente se haría con ella fue la británica Vickers, lo que no supuso, precisamente, la salida de Zaharoff de la misma. El arranque del siglo XX fue el del gran rearme de las grandes potencias y, como no, Vickers y su agente comercial principal, Zaharoff, estaban allí para satisfacer todos sus deseos.

SMS Helgoland, de la Armada Imperial Alemana. Las armadas nacionales fueron el símbolo de la carrera de armamentos en los años previos a la I Guerra Mundial

Vickers Limited proveyó sobre todo a la Royal Navy, pero también a la Marina Imperial Alemana (a través de la empresa Paul von Gontard, controlada en secreto por Vickers), e incluso a la Rusa bastante depauperada tras la derrota frente a los japoneses en 1905. Para vencer el chauvinismo ruso Zaharoff no dudó en crear un complejo industrial-armamentístico, Tsarytsin, para mantener la apariencia de una producción nacional rusa. Al mismo tiempo Zaharoff fue expandiendo sus intereses a otras áreas de negocio, pero ligados de un modo u otro a la fabricación y venta de armas: adquirió la banca Union Parisienne, tradicionalmente ligada a la industria pesada; también logró hacerse con el control del diario Excelsior, partidario del rearme francés de principios de siglo.

Cartel patriótico de la Banque de l'Union Parisienne

Los reconocimientos sociales no tardarían en llegar: obtuvo la Legión de Honor por crear un albergue para marineros jubilados; ascendió hasta oficial de dicha condecoración al crear una cátedra de Aeronáutica (Vickers fabricaba aviones y dirigibles) en la Universidad de París; por fin, el 31 de julio de 1914, día del asesinato de Jean Jaurés (político socialista contrario a la guerra), Raymond Poincaré le concedía el grado de Comandante de la Legión de Honor.

Hacia 1915, después de haber fabricado ingentes cantidades de armamento, Zaharoff mantenía estrechas relaciones con Lloyd George y con Aristide Briand, ambos primeros ministros en sus respectivos países (Gran Bretaña y Francia); su activismo a favor del bando de la Entente durante la I Guerra Mundial llegó al extremos de emprender acciones para forzar la entrada de Grecia en la guerra de parte de los aliados, algo tremendamente complicado teniendo en cuenta que el rey Constantino I de Grecia pertenecía a la familia Hohenzolern, la misma del Kaiser Gullermo II de Alemania. La actitud pasiva del rey griego y su alineamiento pro germánico provocaron un serio enfrentamiento con el primer ministro Eleftherios Venizelos y la salida del país por parte del rey.

Venizelos pasando revista a tropas griegas en el frente macedónico en 1918

La conclusión de la I Guerra Mundial no fue el final de los negocios de Zaharoff, forzó a Venizelos a mantener la lucha contra los turcos con la finalidad de hacerse con una buena porción del extinto Imperio Otomano; sólo la intervención de Francia y Gran Bretaña forzando a la firma del Tratado de Sèvres detuvo esta extemporánea prolongación de la Guerra Mundial. El Tratado era bastante injusto para Turquía, contra él se levantó el movimiento de los Jóvenes Turcos y, sobre todo, el Pasa (comandante) Mustafá Kemal, más conocido como Atatürk.

Ataturk (en el centro)

Derrotado Venizelos por los partidarios del rey aun convenció Zaharoff al rey para que atacase a los turcos e invadiese Anatolia, el ejército griego iba poderosamente armado con material suministrado por Vickers y, por supuesto, Zaharoff. Pero tras provocar grandes matanzas de civiles fueron rechazados y derrotados por el ejército turco comandado por Mustafá Kemal.

Se le acusa de haber provocado la Guerra del Chaco  (y armado a los dos países contendientes) entre Bolivia y Paraguay, un hecho que es recogido en el álbum de Tintin La oreja rota. Uno de los peores y más inútiles conflictos regionales de la Historia Contemporánea.

Bazaroff haciendo negocios

En lo personal, Zaharoff finalmente se casó con su amante la española Maria del Pilar de Muguiro y Beruete, hecho que aguardó durante treinta años hasta que ésta enviudó de su esposo Francisco de Borbón y Borbón, I Duque de Marchena. Logró hacerse con el Casino de Montecarlo haciendo de éste un lugar bastante rentable; finalmente falleció en noviembre de 1936.

Un tipo fascinante, no obstante, me quedó con el speech de Yuri Orlov (Nicholas Cage) en los primeros minutos de El señor de la guerra. [aquí dejo el vídeo]

Con alguna licencia “poética” y echando de menos algún que otro líder ahí va una buena herramienta para entender estas revoluciones del mundoárabe.

Bombas de racimo españolas en Libia. Seamos honestos, por favor, ¿alguien se sorprende?. Las armas que emplea Gaddafi (y las que usan los rebeldes) están fabricadas en medio mundo: EE.UU., Francia, Alemania, Italia, España… Remember, Gaddafi era nuestro amigo extravagante.

Bombas de racimo sobre Gaza, 2008 I

Bombas de racimo sobre Gaza, 2008 II

Bombas de racimo sobre Gaza, 2008 III

¡Ah! Que la sorpresa es porque son bombas de racimo, prohibidas desde 2007. Salta la noticia porque han aparecido municiones fabricadas por Instalaza S.A., empresa española. Los misiles GRAD que lanza sobre Misrata son de fabricación rusa. Sin embargo, Gaddafi no ha sido el primero en usarlas después de la prohibición: Israel ya las usó en 2009 en la franja de Gaza. Por cierto, aun no me queda claro: ¿qué tenemos que condenar, que se fabricasen y vendiesen las bombas antes de su prohibición o que semejante demente las use contra su pueblo? 

Preciso respuestas.

Bombas de racimo española en Libia, artículo en el diario El Mundo

Así funcionan las bombas de racimo

Reflexión en el blog Aguas Internacionales, de Ramón Lobo, sobre este hecho

Yo también tengo amigos extravagantes, hacen verdaderas payasadas, a veces se las río y otras se las recrimino. Pero los he elegido yo y puedo romper esta amistad cuando crea que nos daña a ambos, … o a mí.

Gaddafi, Jose Maria Aznar y el Rayo del Líder (el caballo)

Según José María Aznar (Even better than the real thing), nuestro increíble ex presidente, Muammar al- Gaddafi sólo es un amigo extravagante, es decir, hace chorradas, vale, pero tenemos que perdonárselas, es nuestro amigo. Financiaba grupos terroristas en todo el mundo, vale, pero desde 2003 trataba de ser nuestro amigo (a Aznar le regaló un caballo). Según Aznar, insisto, tendríamos que haber apoyado a Gaddafi frente a los rebeldes, Gaddafi era nuestra garantía frente al repunte del terrorismo islamista en el Norte de África. Según ese axioma Hitler era nuestra garantía frente a Stalin, es decir, la teoría del mal menor. Yo, ciertamente, no prefiero ningún mal.

Para Aznar, Gaddafi y Occidente son, como decían Los Manolos: Amigos para siempre

Y es que cuando habla Aznar siempre me viene a la cabeza una canción de Bob Dylan: Jokerman, Bromista, en su traducción española, sobre todo cuando habla en inglés, con ese tonito tan especial que a veces hace recordar tiempos y personajes pretéritos (concretamente, Franco). [Por cierto, Gaddafi se ha declarado admirador de Franco].

El amigo extravagante de Aznar, artículo en el diario El País

Por añadidura, el vídeo de Jokerman y la letra, como no.

Jokerman

Standing on the water, casting your bread
While the eyes of the idol with the iron head are glowing
Distant ships sailing into the mist
You were born with a snake in both of your fists while a hurricane was blowing
Freedom just around the corner for you
But with truth so far off, what good will it do.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

So swiftly the sun sets in the sky
You rise up and say goodbye to no one
Fools rush in where angels fear to tread
Both of their futures, so full of dread, you don’t show one
Shedding off one more layer of skin
Keeping one step ahead of the persecutor within.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

You’re a man of the mountain, you can walk on the clouds
Manipulator of crowds, you’re a dream twister
You’re going to Sodom and Gomorrah
But what do you care ? Ain’t nobody there would want marry your sister
Friend to the martyr, a friend to the woman of shame
You look into the fiery furnace, see the rich man without any name.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

Well, the Book of Leviticus and Deuteronomy
The law of the jungle and the sea are your only teachers
In the smoke of the twilight on a milk-white steed
Michelangeo indeed could’ve carved out your features
Resting in the fields, far from the turbulent space
Half asleep near the stars with a small dog licking your face.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

Well, the rifleman’s stalking the sick and the lame
Preacherman seeks the same, who’ll get there first is uncertain 
Nightsticks and water cannons, tear gas, padlocks
Molotow cocktails and rocks behind every curtain
False-hearted judges dying in the webs that they spin
Only a matter of time ’til the night comes stepping in.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman.

It’s a shadowy world, skies are slippery gray
A woman just gave birth to a prince today and dressed him in scarlet
He’ll put the priest in his pocket, put the blade to the heat
Take the motherless children off the street
And place them at the feet of a harlot
Oh, Jokerman, you know what he wants
Oh, Jokerman, you don’t show any response.

Jokerman dance to the nightingale tune
Bird fly high by the light of the moon
Oh, oh, oh, Jokerman. 

Todos tenemos un pasado, todos tenemos fotos que preferimos no volver a ver, generalmente son recuerdos que nos mueven a la risa, por lo ridículo de nuestro aspecto, nuestra conducta o, quizás, porque estamos en las fotos con personas con las que no queremos volver a relacionarnos, por el motivo que sea.

Ana Frank en distintas fases de su vida

Lo que ya no resulta tan normal es que tengamos a nuestras espaldas un pasado en el que figuren crímenes contra la humanidad. Ya escribí con anterioridad en este blog acerca de los fantasmas que guarda en el armario la República Federal de Alemania, lógicos por otra parte. El cambio de actitudes con el sobrevenimiento de la Guerra Fría hizo que los aliados, especialmente los EE.UU. recurriesen al reclutamiento de los antiguos enemigos, es decir, militares , SS y agentes de la Gestapo para combatir a un enemigo que éstos conocía muy bien: los soviéticos.

No resulta, pues, sorprendente encontrarnos con noticias como la que incluyo más abajo: El policía nazi que arrestó a Ana Frank fue luego espía para la RFA. Y es que todos tenemos un pasado

“¿Criminal y decente?” Artículo completo en el diario El País

Página siguiente »

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.