II Guerra Mundial


¡Venganza! El día de la infamia

Hoy es el día en que los norteamericanos recuerdan lo que ellos llaman el Día de la Infamia, el día que los japoneses decidieron atacar la base norteamericana de Pearl Harbor, en Hawaii, el 7 de diciembre de 1941. El ataque que cambió el curso de la II Guerra Mundial, al implicar a los EE.UU. en la misma. Con ese motivo algunos medios de comunicación han sacado especiales, sobre todo fotogalerías. Incluyo enlaces a las mismas además de la reproducción de la edición de La Vanguardia del 9/XII/1941, con toda la información sobre el ataque y el devenir de la guerra en esos momentos

Por otra parte, dejo aquí un pequeño vídeo sobre algunas otras víctimas indirectas de este infame ataque.

Fotogalería en el diario El País

Fotogalería en la revista Life

La Vanguardia 9-12-1941

Artículo en el diario El Mundo

El nazismo, ese veneno que emponzoña la memoria de buena parte de Europa es una pesadilla recurrente, siempre reaparece y genralmente no trae nada positivo con esas reapariciones. En escasas, cada vez más escasas, ocasiones surge la buena noticia de la captura y juicio de algún genocida nazi; sin embargo, son mucho más frecuentes esas noticias que nos devuelven a los horrores de la II Guerra Mundial y, sobre todo, a los terribles errores que siguieron a este conflicto.

La RFA no sale de su asombro al comprobar cómo agentes del Servicio Secreto no vigilaron como debieran a una banda de neonazis que cometió asesinatos durante años; en medio del fragor de una noticia tan mala surge ahora una nueva verdad incómoda:

El espionaje alemán destruyó en 2007 centenares de actas sobre el pasado nazi de sus agentes

Un burdo montaje que da repelús

Así titulaba, este martes, el diario El Mundo una de esas noticias que nos recuerdan que todos tenemos un pasado y que, de vez en cuando, viene a visitarnos para recordarnos quiénes somos, de dónde venimos y qué hicimos en el pasado. Nada extraño por otra parte, si no perdemos de vista que al frente del BND, servicio de espionaje de la RFA, estaba desde sus inicios Reinhard Gehlen, coronel de Estado Mayor de la Wehrmacht en el frente oriental (URSS) durante la II Guerra Mundial.

Más tarde o más temprano salen los fantasmas del armario; más tarde o más temprano viene a visitarnos la Historia. 

Para saber más:

Fantasmas del pasado

Más fantasmas del pasado

Sello conmemorativo del 50 aniversario de la Kristalnacht

Cada nueve de noviembre es día de recordar el que fue el preludio del Holocausto: la Noche de los Cristales Rotos, o dicho en alemán Kristalnacht (la noche de cristal). En las horas que pasaron entre la noche del 9 y la mañana del 10 de noviembre de 1938 se produjo un verdadero progromo por todo el territorio alemán: Alemania, la Austria anexada, y las áreas de los Sudetes de Checoslovaquiarecientemente ocupadas por tropas alemanas.  Esta oleada de violencia debe su nombre a los fragmentos de vidrios rotos que cubrían las calles alemanas después del pogromo: procedían de las ventanas de sinagogas, casas, y negocios judíos saqueados y destrozados durante la violencia.

Después de estos hechos, el gobierno alemán explicó que la Kristallnacht había estallado como una respuesta espontánea de sentimiento público en respuesta al asesinato de Ernst vom Rath, un oficial de la embajada alemana en Paris a manos del activista judío polaco Herschel Grynszpan. En realidad esto fue sólo el pretexto usado por el gobierno nazi alemán.

Vom Rath murió a causa de sus heridas el 9 de noviembre de 1938, dos días después del atentado. El día de su muerte coincidió por casualidad con el aniversario del putsch de 1923, ocurrido en una cervecería de Múnich; un aniversario importante en el calendario Nacional Socialista. Los líderes nazis, reunidos en Múnich para la conmemoración, eligieron usar la ocasión como pretexto para lanzar una noche de excesos antisemitas. El ministro de Propaganda Joseph Goebbels, instigador principal del pogromo, dio a entender a la Vieja Guardia del partido allí reunida que el “Judaísmo Mundial” había conspirado para cometer el asesinato de vom Rath y anunció que,

“el Führer ha decidido que … las manifestaciones no deberán ser ni preparadas ni organizadas por el Partido, pero en tanto estallen espontáneamente, no deben obstaculizarse”.

Las palabras de Goebbels se convirtieron en órdenes para desencadenar el pogrom. Después de su discurso, los líderes regionales del Partido dieron instrucciones a sus oficinas locales. La violencia empezó a estallar en varias partes del Reich durante toda la noche y la madrugada del 9 al 10 de noviembre. A la una y veinte de la mañana el 10 de noviembreReinhard Heydrich, como jefe de la Policía de Seguridad (Sicherheitspolizei o Sipo) mandó un telegrama urgente a las oficinas centrales y estaciones locales de la Policía Estatal y a los líderes de las SA en sus varios distritos, que contenía directivas respecto a los disturbios. Equipos de las SA y la Juventud Hitleriana a través Alemania y sus territorios anexados participaron en la destrucción de casas y negocios judíos; miembros de muchos de los equipos llevaban ropa de civiles para apoyar la ficción que los disturbios eran expresiones de la “reacción del público indignado”.

En el sentido de las agujas del reloj: Vom Rath, Grynszpan, Heydrich y Goebbels sobre el fondo de una sinagoga ardiendo

A pesar de la apariencia exterior de una violencia espontánea, y los caracteres locales del pogrom en las distintas regiones del Reich, las órdenes centrales que venían de Heydrich contenían instrucciones específicas: los alborotadores “espontáneos” no podían tomar medidas que pudieran dañar personas o propiedad alemana no judía; no podían someter a los extranjeros (aún los extranjeros judíos) a actos violentos; y tenían que sacar los archivos de las sinagogas antes de destrozar esas y otras propiedades de las comunidades judías, y debían transferir esos archivos al Servicio de Seguridad (Sicherheitsdienst, o SD). Las órdenes también indicaban que los oficiales de la policía debían arrestar la mayor cantidad de judíos que las cárceles locales pudieran alojar, preferiblemente hombres jóvenes y sanos.

Relojería destruida en Munich durante la Kristalnacht

Los alborotadores destrozaron 267 sinagogas a través de Alemania, Austria, y los Sudetes. Muchas sinagogas ardieron toda la noche, a plena vista del público y los bomberos, que habían recibidos ordenes de intervenir solamente para prevenir que la llamas se extendieran a edificios cercanos. Miembros de las SA y la Juventud Hitleriana a través del país destrozaron las vitrinas de aproximadamente 7.500 establecimientos comerciales de propiedad judía y los saquearon. Los cementerios judíos también fueron particular objeto de profanación en muchas regiones.

El pogrom fue particularmente destructivo en Berlín y Viena, hogar de las dos comunidades judías más grandes del Reich alemán. Grupos de hombres de las SA rondaban por las calles atacando judíos en sus casas y forzándolos a realizar actos de humillación publica. Aunque el asesinato no figuraba en las directivas centrales, Kristallnacht se cobró las vidas de por lo menos 91 judíos entre el 9 y 10 de noviembre. El archivo policial del periodo documenta que un alto número de violaciones y suicidios ocurrieron con posterioridad a los disturbios.

Todo un preludio de lo vendría después de la Conferencia deWannsee.

Antes incluso que el Mein Kampf. Seis años antes de la publicación de la base ideológica del nazismo ya estaban puestas por escritos las principales ideas de Hitler con respecto a los judíos. Estas ideas están en la llamada Carta Geimlich, un documento autógrafo de Adolf Hitler, fechado en 1919 y escrito para Adolf Geimlich, oficial en el Aufklärungskommando, la inteligencia militar en Munich.

Carta Geimlich

En esta carta Hitler habla de la necesidad de un antisemitismo no emocional, sino racional para lo que sería necesario un gobierno implacable. La carta, hallada en 1945, es conocida desde hace muchos años, aunque siempre se dudó de su autenticidad. Hoy  día, tras muchos más análisis documentales se ha admitido su autenticidad. Haciendo un poco de historia contrafactual podríamos preguntarnos ¿cuál habría sido el desarrollo de los Juicios de Nuremberg de haber contado con este documento? Recordemos que no había documento alguno que demostrase que la Solución Final había sido una política de Estado.

Texto en inglés de la Carta Geimlich

Todos tenemos un pasado, todos tenemos fotos que preferimos no volver a ver, generalmente son recuerdos que nos mueven a la risa, por lo ridículo de nuestro aspecto, nuestra conducta o, quizás, porque estamos en las fotos con personas con las que no queremos volver a relacionarnos, por el motivo que sea.

Ana Frank en distintas fases de su vida

Lo que ya no resulta tan normal es que tengamos a nuestras espaldas un pasado en el que figuren crímenes contra la humanidad. Ya escribí con anterioridad en este blog acerca de los fantasmas que guarda en el armario la República Federal de Alemania, lógicos por otra parte. El cambio de actitudes con el sobrevenimiento de la Guerra Fría hizo que los aliados, especialmente los EE.UU. recurriesen al reclutamiento de los antiguos enemigos, es decir, militares , SS y agentes de la Gestapo para combatir a un enemigo que éstos conocía muy bien: los soviéticos.

No resulta, pues, sorprendente encontrarnos con noticias como la que incluyo más abajo: El policía nazi que arrestó a Ana Frank fue luego espía para la RFA. Y es que todos tenemos un pasado

“¿Criminal y decente?” Artículo completo en el diario El País

El rostro de mi cartel favorito de la Segunda Guerra Mundial ha fallecido el pasado domingo 26/12/2010; su verdadero nombre era Geraldine Doyle, tenía 86 años y había sido retratada a los 17.

Rosie "la Remachadora"

Geraldine trabajó sólo dos semanas en aquella fábrica y, sin embargo, se convirtió en el rostro de la II Guerra Mundial, al menos en los EE.UU.; la casualidad la convirtió en un icono que para ella fue desconocido durante cuarenta años.

Aquí dejo el enlace a su obituario en el diario El Mundo.

El Reichstag con cierto retoque

Buceando por la red y de casualidad, como siempre, he encontrado una web interesantísima, desgraciadamente escrita en ruso, no obstante, lo mejor son las imágenes. En ellas, mediante retoque fotográfico se mezclan en el mismo escenario un antes y un después de ese mismo lugar, recordándolo como fue y como quedó en la II Guerra Mundial sobre el escenario actual. Como el ejemplo que os muestro arriba: el Reichstag de Berlín

Enlace a la Web

Perdón por la futilidad de esta entrada. Realmente tendría que descargar toda mi bilis contenida contra los piratas que asaltan barcos en aguas internacionales y, en nombre de la seguridad del estado, matan a civiles desarmados. Pero no,  no tengo ánimos.

Me inclino por hacer una de mis reflexiones paranoicas acerca de una de esas noticias que están medio escondidas en los diarios. Según leo en varios periódicos, en la ciudad de Gotinga, en Alemania, han muerto tres artificieros cunado trataban de desactivar una bomba de 500 kilos, de la Segunda Guerra Mundial .

Artificieros en acción

Y yo me pregunto, ¿se pueden considerar víctimas de ese conflicto?

Desgraciadamente el pasado y su legado de muerte y destrucción nos visita de vez en cuando, trayendo los peores efectos de aquellos tiempos.

(Pd.: Menudo elemento el tipo del margen de la foto, ¿querrá matar de un susto a su compañero de la zanja?)

Noticia completa en el diario El Mundo

Sobre bombas enterradas, diario El País

Hoy 27 de mayo, a las siete de la tarde, en la Asociación de la Prensa de Cádiz (c/ Ancha) se presenta este interesante libro sobre Amado Granell, el que fuese teniente de la Nueve. La compañía “española” de la 2eme DB francesa, las primeras tropas aliadas que entraron en París en 1944. Algo que hay que recordar continuamente: que los primeros soldados que liberaron París fueron republicanos españoles que luego fueron olvidados e ignorados por la Historia.

Amado Granell

Os aconsejo que, para acabar de una vez por todas con este olvido os hagais pronto con este libro que hoy se presenta. Espero veros

Era una verdadera obsesión de los españoles de los siglos XVI y XVII demostrar la pureza de sangre. En 1449 ya está datado el primer expediente de limpieza de sangre, un documento que era rechazado incluso por el papado, por ser contrario a la doctrina cristiana, por cuanto que consideraba que ni siquiera el bautismo lavaba los pecados de los individuos.

Pero esta demostración de limpieza de sangre no fue una exclusiva de los españoles, otra sociedad europea, ya en el siglo XX, andaba bastante ocupada en demostrar fehacientemente la pureza de sangre, en este caso de sangre aria.

Heinrich Himmler en 1907

A Heinrich Himmler le gustaba predicar con el ejemplo, exigía que ni una sola gota de sangre no aria se hubiera mezclado en el pasado de los miembros de las SS, al menos durante cinco generaciones, por esa misma razón él se fabricó un impecable informe genealógico que demostraba a través de 350 antepasados su limpieza de sangre a lo largo de cuatro siglos.

Según leí en el diario El País, en días pasados, el documento está a disposición de los historiadores en la sede de la Fundación José María Castañé, en Madrid; una institución dedicada al estudio de los conflictos que han asolado el siglo XX.

Según parece, a Hitler llegaron a resultarle molestas sus obsesiones por el glorioso pasado ario, algo que Himmler heredó de las prédicas paternas. Su padre, un maestro protestante, era un obseso de las leyendas germánicas. A Hitler, aquel personaje con un entusiasmo racial desbordante le pareció el hombre indicado para limpiar Europa de impurezas sanguíneas.

Himmler con su querida hija "Puppi"

Himmler mandó elaborar un informe detallado de sus antepasados. Los genealogistas ocuparían tres años en elaborar ese exhaustivo informe. El documento llega a 1936 y se remonta hasta 1530. En aquel año se encuentra el primer rastro de un Himmler: Valentín, en Burgbernheim. La lista sigue su rastro a través de 174 localidades alemanas donde hay pistas del apellido.

La obsesión de Himmler por la “pureza aria” fue realmente delirante. Las reglas de limpieza de sangre para sus subordinados eran propias de un sistema delirante. Además de legislar sobre ellas, figuraban en las reglas internas de las SS. Obligaba a sus miembros a tener al menos cuatro hijos, siempre con mujeres arias igualmente puras. Las normas para el matrimonio eran tan estrictas que en 1937 llegó a acumular 20.000 solicitudes no resueltas. Su determinación se enmarca dentro de una estricta filosofía:

“La SS es una Orden militar nacionalsocialista de hombres de determinación nórdica y una comunidad de clanes conjurados. Conforme a nuestras leyes, la novia, la mujer, pertenece a esta comunidad, a esta Orden de las SS del mismo modo que el hombre. Tengámoslo claro: sería insensato reunir primero la buena sangre de toda Alemania y dejarla luego casarse y dispersarse en familias como se le antoja”.

Los expertos que eleboraron el linaje de Himmler pertenecían a la Ahnenerbe, una Sociedad integrada en la estructura de las SS y cuya finalidad era realizar y divulgar investigaciones con fines propagandísticos en apoyo de la ideología nazi y, en particular, de sus teorías racistas relacionadas con el mito de la raza aria y su supremacía. Entre otras misisones la Ahnenerbe trató de localizar el martillo de Thor, el Santo Grial o realizar experimentos brutales e inhumanos en los campos de exterminio.

La obsesión por el ocultismo y los ritos iniciáticos de Himmler explica otra anécdota de su vida, refrendada por otro documento conservado en la Fundación José María Castañé , el cual da fe del nacimiento de Thorisman, el tercer hijo de Himmler, el 14 de enero de 1936. El encargado de la ceremonia cubrió al niño con el vínculo azul de la vida y, tras pronunciar unas palabras tradicionales, tomó un vaso que representaba al Santo Grial -otra de las obsesiones de Himmler, que lo buscaría en el monasterio de Montserrat (ver foto)-y dio de beber al padre. Después le puso un anillo:

“Niño, debes llevar este anillo de la parentela de las SS, del linaje de Wolff, cuando te muestres digno como joven de las SS y de tu parentela”.

Himmler en Monserrat

La pureza de sangre, por otra parte no le aportó el valor suficiente como para enfrentarse a los juicios de Núremberg, capturado por los aliados el 23 de mayo de 1945, no pudo soportar el interrogatorio y registro corporal al que lo sometieron, mordió la cápsula de cianuro que llevaba oculta, provocándose la muerte instanteamente.

Himmler muerto

Como puede observarse en la foto, Himmler ya no lucía el característico bigote que siempre levó. Lo había afeitado para poder completar, junto con un parche en un ojo el disfraz que empleó para poder escabullirse. Se hizo pasar por el sargento Heinrich Hitzinger, pero de nada le sirvió.

Página siguiente »

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.