Discriminación sexual


 

Joseph Blatter saca de banda

Sí, es cierto. Qué tipo tan gracioso. Después de su arrebato de “sinceridad” al confesar que el dinero no había tenido nada que ver en la elección de Rusia y de Qatar para los Mundiales de fútbol de 2018 y 2022, respectivamente, el buen hombre ha mostrado su lado más humano al bromear sobre lo que les puede pasar a los gays y lesbianas que se decidan a asistir al mundial de Qatar. ¡Qué gracioso!

(enlace a la noticia completa)

Qatar, un país de confesión musulmana y básicamente wahabbí (aunque no tan estricto como Arabia Saudí), no es precisamente el paraíso de la tolerancia hacia gays y lesbianas. Por eso me parecen unas declaraciones bastante discordantes con su mensaje acerca de “abrir nuevos territorios para el fútbol”; deben ser nuevos territorios geográficos ya que las aficiones también se pueden perder con actitudes así.

En su línea habitual, la FIFA se luce una vez más, para ello baste recordar el mundial de los despropósitos: Argentina 1978

Lápidas en memoria de los masacrados en 1995, en el cementerio de Srebrenica

 

En julio de 1995, unos 8.000 varones musulmanes fueron asesinados por las fuerzas serbo-bosnias en la ciudad de Srebrenica, Bosnia -Herzegovina. La ciudad estaba siendo “protegida” por 400 soldados holandeses pertenecientes a las fuerzas de interposición de Naciones Unidas (“Cascos azules”). En aquellas fechas Europa volvía a vivir los horrores cometidos durante la II Guerra Mundial… y ahora con la tele en directo. 

En Srebrenica se vivió aqule verano una de las situaciones que más vergüenza han de causar al género humano en general, cuando el Dutchbat, la fuerza de interposición holandesa no hizo o no pudo hacer nada por impedir la masacre. Inferioridad de efectivos, falta de municiones, falta de apoyo aéreo de la OTAN, rehenes holandeses en manos de los serbo-bosnios y, sobre todo, unas reglas de enfrentamiento demenciales que sólo autorizaban a las tropas a intervenir en defensa propia y no en defensa de los civiles, todos estos factores posibilitaron esta masacre.

Radovan Karadzic (d.) y Ratko Mladic, principales responsables de la matanza de Srebrenica

 

Y todo esto para que ahora se descuelgue John Sheehan, general retirado del ejército de los EE.UU. y diga que la matanza de Srebrenica se produjo por culpa de soldados gays en las fuerzas honadesas. 

Este general realizó tamaña declaración en un comité del Senado de los EE.UU. que debate la incorporación de manera abierta de homosexuales a las fuerzas armadas estadonunidenses. Según el militar norteamericano, las fuerzas armadas europeas han perdido buena parte de la capacidad de lucha debido a que se han socializado y han admitido homosexuales en sus filas. Razón por la cual, el Dutchbat no pudo hacer frente a los serbo-bosnios en Srebrenica.

Ya lo decía mi madre: el tocino no tiene nada que ver con la velocidad, aunque alguno se empeñe en creer lo contrario

La noticia según Radio Nederland (en español)

 

La noticia en el diario El País

Seguir

Get every new post delivered to your Inbox.