Siempre es de agradecer que se celebren elecciones, que triunfe la democracia (en el caso de Birmania es un chiste, claro) pero con imágenes como esta mejor pensárselo dos veces antes de ir a votar.

 

Vote lo que yo diga o...

La foto muestra la realidad de la democracia birmana una pura parodia, como la propia acción llevada a cabo por estos activistas birmanos. No olvidemos que la nobel de la paz Aung San Suu Kyi,  cumple los últimos días de una pena de 18 meses de arresto domiciliario. Suu Kyi, la activista que más ha luchado para que los birmanos recuperen la democracia que les fue arrebatada en 1962 por medio de un golpe militar, decidió boicotear las elecciones por considerar que sirven a los generales para perpetuarse en el poder. La opositora birmana, de 65 años, lleva casi 15 de los últimos 21 años bajo arresto domiciliario por pedir reformas democráticas de manera pacífica.

Advertisement