Kim Jong Il y sus matones

No es que yo lo busque (a veces sí) pero no puedo dejar pasar por alto cualquier oportunidad de traer aquí, a este blog, a mi malvado favorito (lo reitero, es un decir): el inefable Kim Jong Il.

Ahora no es una fiesta, ni siquiera un comentario sobre su  atuendo y look fashion. La razón es mucho peor, ahora es una de sus maldades más deplorables: la ejecución del responsable de planificación económica, Pak Nam Ki, por considerarlo culpable de arruinar la economía norcoreana de manera deliberada, el solito.

La razón de fondo que hay detrás de esta barbaridad no es otra que, según parece, la decisión de este funcionario de apreciar la moneda nacional provocó, un gran malestar popular debido al alza de precios, malestar que habría provocado el retraso en la entrega del poder por parte de Kim Jong Il a su hijo menor.

En fin, ¿qué se puede esperar de un monarca comunista?

Enlace a la noticia completa en La Vanguardia

Advertisement